Sábado 10/12/2016. Actualizado 01:00h

·Publicidad·

Reino Unido

Según datos del Ministerio de Economía, el príncipe Carlos ganó unos 54 millones de euros en negocios inmobiliarios

    • Facebook (Me gusta)
    • Tweetea!
    • Google Plus One
  • Compartir:

El príncipe de Gales, heredero a la Corona británica, obtuvo unos beneficios de 43 millones de libras (uno 54 millones de euros) en negocios inmobiliarios efectuados desde 2001, informa hoy el "Daily Telegraph".

Según el diario, el primogénito de la reina Isabel II ha comprado, vendido o renovado edificios durante ese periodo por un valor total de 200 millones de libras (unos 252 millones de euros). Se trata de operaciones que Carlos de Inglaterra ha llevado a cabo a través del Ducado de Cornualles (suroeste de Inglaterra), que genera numerosas actividades empresariales y está exento de pagar impuestos por ser parte de la Corona.

"El príncipe no paga impuestos por ganancia de capital porque él no es el receptor de esas ganancias. El dinero de cualquier venta se vuelve a invertir en el Ducado de Cornualles", dijo un portavoz de Clarence House, residencia oficial de Carlos en Londres. No obstante, esa fuente recordó que el hijo mayor de Isabel II paga de forma voluntaria "el 40 por ciento" de impuestos derivados de la renta del Ducado.

Los detalles de los negocios del príncipe, precisó el rotativo, fueron divulgados por el Ministerio de Economía en cumplimiento de la Ley de Libertad de Información, que obliga a las autoridades públicas a facilitar los datos requeridos por cualquier persona. El Ducado de Cornualles, formado por unas 56.700 hectáreas distribuidas entre veinticinco condados, genera actividades agrícolas (jardinería y alimentos orgánicos) e inmobiliarias, así como inversiones en bonos y acciones.

A diferencia de Isabel II y su esposo, el duque de Edimburgo, a los que mantienen los contribuyentes británicos, los ingresos de Carlos provienen desde el siglo XIV de ese Ducado, establecido en 1337 por el rey Eduardo III para sostener económicamente a los herederos del trono de Inglaterra. De esa manera, el primogénito de la Reina utiliza esos ingresos para sufragar los gastos de su segunda esposa, Camilla Parker Bowles, y sus dos hijos, los príncipes Guillermo y Enrique.

No obstante, el erario se hace cargo de los gastos de seguridad, de mantenimiento de Clarence House y de los viajes oficiales al extranjero de la familia del heredero a la Corona.