Sábado 10/12/2016. Actualizado 01:00h

·Publicidad·

Reino Unido

Miles de personas celebraron en las calles de Londres el 82 cumpleaños "oficial" de Isabel II

    • Facebook (Me gusta)
    • Tweetea!
    • Google Plus One
  • Compartir:

Miles de personas presenciaron el sábado en el centro de Londres el desfile militar que celebró de forma oficial el 82 cumpleaños de la popular Reina, aunque en realidad los cumplió el pasado 21 de abril. Isabel II es la soberana más longeva de Europa. Ayer domingo, algunos diarios ingleses hablaban ya de que había llegado el momento de pasar el trono a su hijo, algo que, hace unos años, nadie hubiera deseado.

Aunque la soberana nació un 21 de abril, su cumpleaños se festeja de manera oficial un sábado de junio para incrementar las posibilidades de que haga un buen día, de modo que los ciudadanos puedan tomar parte en el mismo. Pese a la amenaza de lluvias, el impredecible clima londinense dio una tregua a la ceremonia, que se celebró bajo un cielo a ratos despejado. Más de 1.100 soldados, vestidos con uniforme de gala, participaron en el desfile conocido como "Trooping the Colour" ("Agrupamiento de los colores"), que data del siglo XVIII, cuando se ordenaban los soldados, antes de la batalla, por banderas o colores según su rango.

Isabel II, junto a su esposo, el príncipe Felipe, duque de Edimburgo, hizo el tradicional recorrido por el Mall -la señorial calle que une la plaza de Trafalgar y el palacio de Buckingham- en un faetón de marfil que data de 1842. Ataviada con un traje de color turquesa, a juego con un sombrero, y con una manta de cuadros escoceses sobre las piernas, Isabel II recorrió el Mall acompañada por detrás de otros miembros de la Familia Real. A caballo y uniformados escoltaban a la soberana su hijo mayor, el príncipe Carlos, el heredero al trono británico, y su primo, el duque de Kent.

Los hijos de Carlos, Guillermo y Enrique, ambos con el uniforme de su Regimiento -el batallón "Blues and Royals" de la Guardia Real-, hicieron el recorrido en una segunda carroza junto a su madrastra, Camilla, segunda esposa del heredero a la Corona. Entre los dignatarios que asistieron al acto destacaron el primer ministro británico, Gordon Brown, y su esposa, Sarah. También estaba presente Henry Allingham, que con 112 años es el veterano más longevo de la Primera Guerra Mundial (1914-18).

La reina, la monarca más longeva de Europa, ha asistido anualmente a ese acto solemne durante sus 55 años de reinado a excepción de 1955, cuando se suspendió por una huelga nacional. Tras pasar revista a las tropas, la Familia Real regresó al palacio de Buckingham para saludar a la multitud desde el balcón principal, desde donde presenció la exhibición de la Real Fuerza Aérea británica (RAF) con la que concluyó el desfile.

La polémica, que nunca falla en los actos reales, la protagonizó esta vez un avión, y no ninguno de los miembros de la Familia. Y es que, en la exhibición, participó el avión espía Nimrod, algo que fue ayer muy criticado por las familias de los catorce militares británicos que perdieron la vida en la explosión de un aparato de este tipo en Afganistán en 2006. Y la polémica es mayor porque, recientemente, el juez que participó en la investigación judicial de esas muertes, Andrew Walker, recomendó retirar de servicio esos aviones espía.