Lunes 21/08/2017. Actualizado 01:00h

·Publicidad·

Reino Unido

Discurso de Navidad

La reina Isabel llama a la reconciliación en Escocia tras el referéndum independentista

Reino Unido

Asegura que llevará tiempo reducir las diferencias entre quienes votaron por la secesión y quienes optaron por continuar en el Reino Unido

    • Facebook (Me gusta)
    • Tweetea!
    • Google Plus One
  • Compartir:

El 64º discurso de Nochebuena de Isabel II giró en torno al concepto de la reconciliación. La soberana del Reino Unido utilizó esta idea para recordar el centenario de la Primera Guerra Mundial, pero también para abordar su visita a Irlanda en el mes de junio y para referirse al referéndum que se celebró en Escocia sobre la independencia.

La reina Isabel pronuncia su discurso de Navidad. La reina Isabel pronuncia su discurso de Navidad.

Este 2014 se han cumplido cien años del comienzo de la Primera Guerra Mundial, en la que murieron miles de británicos. Isabel II tuvo un recuerdo para ellos y destacó la tregua de Navidad que se declaró en las trincheras y que unió a los soldados alemanes y británicos durante unos días de paz.

Esa idea de reconciliación y concordia también la usó para hablar de la celebración de los Juegos de la Commonwealth, que se celebraron en Glasgow (Escocia) en verano y que atrajo a deportistas de 70 países de la Mancomunidad de Naciones cuya cabeza es precisamente la reina de Inglaterra.

Isabel II tuvo también palabras para hablar de dos asuntos más espinosos: Irlanda y Escocia. La monarca visitó en el mes de junio Irlanda del Norte y su capital, Belfast, donde llegó a entrar en la cárcel donde estuvieron presos muchos implicados en el conflicto del Ulster y que ahora es “un lugar de esperanza”: “Un recuerdo de que lo que es posible cuando las personas se acercan unas a otras”.

Reducir las diferencias” entre escoceses

Uno de los puntos más esperados del discurso de la jefa de Estado del Reino Unido era el que trata sobre Escocia, después del referéndum sobre la independencia que el 18 de septiembre perdieron los partidarios de la secesión. Era una situación en cierta forma similar a la de España, donde el rey Felipe abordó directamente el proceso separatista de Cataluña.

En los meses previos al plebiscito, desde los partidarios del “No” a la separación de Escocia no fueron pocas las voces que pidieron a la reina Isabel que se manifestara de forma más clara y contundente contra la independencia. Sin embargo, la soberana se intentó mantener en un segundo plano en este debate, aunque el resultado a favor de la permanencia de Escocia en el Reino Unido le provocó un gran alivio.

En el discurso dirigido a todos los británicos por esta Navidad, Isabel II se refirió a la situación de Escocia después de la votación: “Por supuesto, la reconciliación toma diferentes formas. En Escocia tras el referéndum muchos sintieron una gran decepción, mientras que otros sintieron un gran alivio”, aseguró en referencia a los votantes del “Sí” a la independencia, que partían con ventaja en los sondeos, y los partidarios del “No”, que finalmente ganaron.

La reina pidió también trabajar por la reconciliación entre esas dos “mitades” de la población de Escocia: “Reducir esas diferencias llevará tiempo”, advirtió Isabel II, que inmediatamente pasó a hablar de los médicos y voluntarios que están trabajando en zonas de guerra o en los países de África donde más se ha extendido la epidemia de ébola.

·Publicidad·
“Somos
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·