Viernes 22/09/2017. Actualizado 01:00h

·Publicidad·

Reino Unido

La Familia Real qatarí 'pasa' del odio del príncipe Carlos por la arquitectura moderna

    • Facebook (Me gusta)
    • Tweetea!
    • Google Plus One
  • Compartir:

La Familia Real qatarí ha desoído la petición del príncipe Carlos de Inglaterra de que renunciase a un moderno proyecto arquitectónico en el centro de Londres y diese prioridad a otro más tradicional.

Los qataríes, propietarios del solar, situado en el elegante barrio londinense de Chelsea, se han mantenido firmes en su decisión de encargar al famoso arquitecto británico Richard Rogers el proyecto, que el príncipe Carlos de Inglaterra había calificado de "antipático y poco adecuado" para la zona.

El Heredero al trono del Reino Unido escribió al jeque Jamad bin Yassim bin Yabor Al-Thani, primer ministro, para pedirle que renunciara a la construcción de los modernos edificios de cristal y acero diseñados por Rogers. Pero la empresa constructora y urbanística de la Familia Real qatarí, Wateri Diar, emitió este viernes un comunicado en el que confirmaba su decisión de seguir adelante con el proyecto.

El arquitecto diseñó un proyecto para 552 apartamentos en 17 bloques de viviendas, en su mayoría de nueve pisos de altura. Tras estallar la polémica real, famosos arquitectos de todo el mundo, como Norman Foster, Zaha Hadid, Jacques Herzog, Renzo Piano o Frank Gehry, se solidarizaron con su colega en una carta pública.

El príncipe Carlos, cuya repugnancia por la arquitectura moderna es bien conocida, tuvo un primer encontronazo con Rogers hace 25 años cuando aquél describió su proyecto de ampliación de la Galería Nacional de Londres de "monstruoso carbunco en el rostro de un elegante y muy querido amigo".

·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·