Viernes 22/09/2017. Actualizado 01:00h

·Publicidad·

Reino Unido

No saldrán de Reino Unido

Así es el Castillo de Balmoral, donde los duques de Cambridge, el príncipe Jorge y la reina Isabel pasarán parte de sus vacaciones

Se alojarán en la residencia a partir de la segunda quincena de agosto

    • Facebook (Me gusta)
    • Tweetea!
    • Google Plus One
  • Compartir:

Los príncipes Guillermo y Catalina han sustituido este verano las paradisíacas playas del Caribe por Reino Unido. La pareja permanecerá durante el mes de agosto en su territorio natal junto al pequeño Jorge, con el fin de que su primogénito pueda pasar más tiempo con sus abuelos paternos y la reina Isabel.


El Castillo de Balmoral, en Escocia. El Castillo de Balmoral, en Escocia.

Tras pasar unas jornadas de descanso en la localidad escocesa de Birkhall, propiedad de la familia real británica y residencia privada del príncipe de Gales y la duquesa de Cornualles, Guillermo y Catalina se desplazarán al Castillo de Balmoral.

Será en esta mansión situada en Aberdeenshire (Escocia), donde los duques de Cambridge y su primogénito coincidan con la reina Isabel. El encuentro se producirá a finales de agosto, ya que previamente a estas fechas el castillo abre las puertas al público.

Fue comprado por la reina Victoria

La soberana Victoria lo definió en su diario personal como “mi querido paraíso en las Tierras Altas de Escocia”.

Adquirido por Victoria I, tatarabuela de Isabel II, durante su etapa de reinado –a mediados del siglo XIX- y su esposo, el príncipe Alberto, el Castillo de Balmoral ha servido durante décadas como lugar de descanso de la familia real británica en época estival.

Cuando la reina Isabel y el príncipe Alberto compraron el castillo, éste era demasiado pequeño para que se alojase la familia real, por lo que la construcción fue sometida a reformas posteriormente.

Tiene una extensión de 20.000 hectáreas

La propiedad de Balmoral es utilizada en la actualidad como residencia de veraneo de la reina Isabel y el duque de Edimburgo.

La finca en que se ubica este castillo tiene una extensión de 20.000 hectáreas. La residencia está dividida en dos bloques principales, separados por un patio. La parte sur-occidental contiene las habitaciones en las que se alojan los miembros de la realeza, mientras que en el noroeste están situadas las alas de servicio.

Abierto al público

Los ingresos que reporta el Castillo de Balmoral a la monarquía británica por abrir sus puertas al público son considerablemente elevados. Alrededor de 80.000 turistas visitan cada año el recinto y los jardines de la residencia real, que se traduce en unos altos beneficios económicos con los que la institución paga los gastos de mantenimiento de la propiedad.

Los visitantes que acceden cada año a las instalaciones de Balmoral tienen la oportunidad de pasear por sus inmensos terrenos, dar un paseo por los jardines que rodean el castillo o ver el salón de bailes construido en el interior de la propiedad que la familia real británica todavía utiliza para algunas celebraciones.  



·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·