Jueves 24/08/2017. Actualizado 01:00h

·Publicidad·

Reino Unido

Estos negocios obtienen popularidad a través de este sello

Carniceros, sastres, pasteleros… Los 800 proveedores oficiales de la casa real británica

La reina concede el certificado de “Royal Warrant” a las empresas que abastecen a la corona de forma regular durante cinco años

    • Facebook (Me gusta)
    • Tweetea!
    • Google Plus One
  • Compartir:

El Royal Warrant es un sello que se le entrega a las empresas que surten de productos a la corona británica de forma regular. Sin embargo, esta última no es tan fácil de conseguir ni de mantener. Actualmente existen 800 proveedores oficiales entre los que se encuentran: cocineros, sastres, pasteleros…

Isabel II de Inglaterra. Isabel II de Inglaterra.

La familia real británica escoge cuidadosamente cada uno de los alimentos que se sirven en sus residencias así como los perfumes que se echan o las prendas que visten. En total existen 800 proveedores a la corona, sin embargo, conseguir este puesto no es nada fácil.

Para poder llegar a obtener la “Garantía real”, es decir, abastecer a la casa real, es necesario suministrarles de forma regular durante cinco años. No obstante, la decisión de entregarle este distintivo es de la reina, su esposo o su hijo.

Estos últimos también pueden arrebatar este sello a las empresas en cualquier momento. Por ello en el momento en el que se revisan los contratos muchas tiemblan de nerviosismo por si deciden retirarla.

El Royal Warrant abre las puertas a las exportaciones

No se puede olvidar que el hecho de pertenecer a este ‘selecto club’ da a las empresas una gran popularidad, y no únicamente en Inglaterra. También abre las puertas al mercado internacional.

Un ejemplo de ello es el de las carnicerías Donald Russel quien surte de carne la reina desde hace más de 30 años. Esto le ha provocado que exporte su materia prima al extranjero, y concretamente a Asia.

Por supuesto, esta garantía es conocida como un sinónimo de calidad y excelencia. Entre las empresas que la reina posee ‘bajo su cobijo’ es la tienda de perfumes Floris, fundad en 1730 en el barrio londinense de Saint-James.

Otro de ellos es la empresa del fabricante de paraguas preferido de la reina Fulton, el marroquinero Ettinger o el sastre Henry Pool quien confecciona trajes hechos a mano.

Tradición que data de la Edad Media

Esta tradición de los sellos reales posee una gran antigüedad puesto que data de la Edad Media. No obstante, se desarrolló bajo el reinado de la tatarabuela de Isabel II. En un primer momento los “Royal Warrants” pasaron de 200 empresas a 2.000, aunque ahora esa cifra ha disminuido considerablemente.


·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·