Lunes 25/09/2017. Actualizado 01:00h

·Publicidad·

Reino Unido

Carlos de Inglaterra quiere convencer hasta a los más escépticos tras su periplo pro cambio climático en Sudamérica

    • Facebook (Me gusta)
    • Tweetea!
    • Google Plus One
  • Compartir:

Carlos de Inglaterra ha expresado su confianza en demostrar hasta a los escépticos que no ha dicho "tonterías" todos estos años en sus intentos de convencer a la opinión pública de las causas ecológicas que defiende. En declaraciones al dominical The Sunday Telegraph, el Príncipe, que acaba de terminar una gira por Sudamérica, asegura haber intentado hacer todo lo posible, desde la elevada posición que ocupa, siempre en defensa de "las mejores ideas y los mejores enfoques".

Como si de Al Gore se tratara, el primogénito de Isabel II ha aprovechado su reciente gira por Chile, Brasil y Ecuador para reiterar sus advertencias sobre la urgencia de actuar si se quiere evitar que el cambio climático produzca daños irreversibles, algo de lo que comenzó a avisar hace ya dos décadas. "Me he limitado a recordar a la gente que tenemos que vivir y trabajar en armonía con la naturaleza si queremos tener alguna probabilidad de sobrevivir en este planeta", señala en la entrevista. A la pregunta de si se siente frustrado o incluso le enfada el hecho de que muchas veces sus advertencias caigan en saco roto, Carlos de Inglaterra responde: "Es muy deprimente. No lo hago para mí, sino, como siempre digo, para nuestros hijos y nietos". Carlos de Inglaterra, que viajó a Sudamérica acompañado de su esposa, la Duquesa de Cornualles, afirma que la visita a los Galápagos y a la Amazonía le ha vuelto más determinado que nunca a luchar contra el cambio climático. "Quiero encontrar soluciones innovadoras e imaginativas para los enormes desafíos a los que nos enfrentamos". El Príncipe se declara encantado con su visita a los Galápagos: "Había oído hablar mucho de esas islas a mi padre, supongo que hace ya más de 40 años. Y en aquellos días debía de ser algo formidable porque apenas había nadie en esas islas. Él llegó por mar, lo cual es tal vez la mejor forma de verlas".

Tal y como informó Monarquía Confidencial, el príncipe Guillermo de Holanda se posicionó en contra de la idea del príncipe Carlos de que el cambio climático es más importante que la pobreza. El Heredero a la Corona de Holanda, de 41 años, afirmó la semana pasada que la pobreza debería seguir siendo la "máxima prioridad".

·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·