Jueves 08/12/2016. Actualizado 01:00h

·Publicidad·

Reino Unido

La princesa Ana, hija de la reina Isabel II de Inglaterra, prepara otro viaje oficial a Gibraltar

    • Facebook (Me gusta)
    • Tweetea!
    • Google Plus One
  • Compartir:

La hija mayor de la soberana británica proyecta visitar Gibraltar para inaugurar un nuevo establecimiento sanitario que llevará su nombre y que dependerá del Ministerio de Defensa de su país. Su anterior visita provocó la llamada a consultas del embajador inglés en Madrid por el Gobierno español.

A pesar de que esta nueva visita no ayudará a limar las diferencias entre Londres y Madrid en el viejo contencioso sobre Gibraltar, parece que el Foreign Office proyecta seguir adelante y anunciarla en los próximos días de modo oficial, sin tener en cuenta las protestas españolas que Inglaterra considera poco razonables. Ya a finales de 2007 el gobierno español empezó a quejarse de esta proyectada visita, poco oportuna teniendo en cuenta las elecciones del 9 de marzo. Al parecer la única modificación que estudia el gobierno inglés sería retrasar la fecha para que no interfiera en el periodo preelectoral.

Con motivo del tercer centenario de la ocupación británica de Gibraltar la Princesa Real Ana de Inglaterra ya visitó el peñón en 2004. Aquella visita fue considerada inoportuna por los gobiernos español y andaluz y tanto el PSOE como el PP criticaron el hecho. Bernardino León, entonces Secretario de Estado de Asuntos Exteriores y para Iberoamérica convocó incluso al embajador británico en Madrid, Stephen Wright, para manifesarle el disgusto y contrariedad del ejecutivo.

Las visitas reales a la colonia no han sido frecuentes. Antes de la citada, se produjeron otras cinco oficiales y dos de trabajo entre 1993 a 2001. El príncipe Andrés, duque de York, lo visitó como oficial de la Royal Navy y volvió el 13 de julio de 1995 para conmemorar el final de la II Guerra Mundial.

También hay que recordar el revuelo causado por la escala que efectuaron en 1981 los Príncipes de Gales, Carlos y Diana, en ocasión de su viaje de luna de miel en el yate real Britannia, y que provocó que los Reyes de España declinaran la invitación para asistir a su boda. Nos tendríamos que remontar a mayo de 1954 para encontrar otra estancia regia en este territorio. Isabel II visitó Gibraltar durante su gira por territorios de la Commonwealth. El hecho fue conmemorado hasta en emisiones filatélicas con la imagen de la reina y del conflictivo Peñón.

Amadeo-Martín Rey y Cabieses