Martes 26/09/2017. Actualizado 01:00h

·Publicidad·

Otras Casas Reales

Un recién nacido, "culpable" de una nueva batalla entre las dos ramas de los Saboya

    • Facebook (Me gusta)
    • Tweetea!
    • Google Plus One
  • Compartir:

Un niño recién nacido, el primogénito de Aimón de Saboya-Aosta y Olga de Grecia, ha sido el desencadenante del malestar -uno más- entre las dos ramas de la casa Saboya: la representada por Amadeo de Aosta y la que encabeza Manuel Filiberto de Saboya.

 

FOTOGRAFÍA: Manuel Filiberto de Saboya y Aimone de Saboya-Aosta.

El pasado 7 de marzó nació en París el primer hijo del príncipe Aimone de Saboya-Aosta, hijo de Amadeo de Aosta -heredero según las instituciones monárquicas y, por tanto, jefe de la Casa Real de Saboya-, y de la princesa Olga de Grecia, Umberto. El problema es que Amadeo de Saboya le ha concedido el título de Príncipe de Piamonte y eso es lo que ha provocado la indignación en la familia de Manuel Filiberto, hijo del príncipe Víctor Manuel de Saboya.

La Unión Monárquica Italiana -recordemos que fue la que destituyó como jefe de la Casa Real de Saboya a Víctor Manuel por tenencia ilícita de armas y otros excesos- ha felicitado a los príncipes Aimone y Olga por el nacimiento de su primogénito y ha alabado a Amadeo de Saboya por haberle dado al bebé el título de Príncipe de Piamonte.

La cuestión es que, tradicionalmente, el título de Príncipe de Piamonte es el que se otorga a los herederos al trono; de ahí que Filippo Bruno de Tornaforte, portavoz de la Casa Saboya, haya insinuado que Amadeo se ha aprovechado de un niño para hacer valer su supremacía en la familia. "Técnicamente no puede hacerlo, ya que los títulos nobiliarios sólo pueden ser concedidos por el Rey en plenitud de sus poderes".

Manuel Filiberto sólo es heredero virtual según el sentimiento popular desde que su familia regresara a Italia del exilio a cambio de jurar lealtad a la República italiana. Fue entonces cuando la Unión Monárquica y el Consejo de Senadores del Reino nombró a Amadeo jefe de los Saboya y desposeyó de sus derechos a Víctor Manuel.

El último enfrentamiento entre las dos ramas fueron los dos puñetazos que Víctor Manuel le asestó a Amadeo durante la cena que ofrecieron don Juan Carlos y doña Sofía tras la boda de los Príncipes de Asturias. Esta reacción desmedida se debió a la conferencia de prensa que Amadeo había dado antes de su viaje a Madrid para presentar a su hijo, Aimone, como aspirante al trono y rival de Manuel Filiberto. Parece que Amadeo ha dado un paso más y, con el nombramiento del recién nacido Umberto, da un paso más y lleva la disputa dinástica no a la siguiente generación, sino a otra más.

·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·