Jueves 08/12/2016. Actualizado 01:00h

·Publicidad·

Otras Casas Reales

Un libro de reciente publicación afirma que Luis II de Baviera abusaba sexualmente de sus soldados

    • Facebook (Me gusta)
    • Tweetea!
    • Google Plus One
  • Compartir:

Un rey es liquidado: Luis II de Baviera" es el título del libro del psiquiatra Heinz Häfner, quien asegura basarse en cartas del Monarca en las que se ofrecen descripciones anatómicas bastante precisas. Según Häfner, la homosexualidad de Luis II de Baviera se discutía durante su reinado abiertamente en los bares y fue uno de los factores clave para que se le obligase a dejar el trono en 1886, lo que precipitó su muerte, cuyas misteriosas circunstancias son constante fuente de discusión. La versión generalmente aceptada es que se ahogó en el lago de Sternberg, pero los monárquicos aseguran que fue asesinado.

Una nueva biografía del rey Luis II de Baviera, monarca de 1864 a 1886, ha causado un escándalo entre círculos monárquicos al afirmar que aquel no sólo era homosexual -lo que se dice desde hace tiempo-, sino que obligaba a sus soldados a prestarle favores sexuales. "Un rey es liquidado: Luis II de Baviera" es el título del libro del psiquiatra Heinz Häfner, quien asegura basarse en cartas del Monarca en las que se ofrecen descripciones anatómicas bastante precisas. "Hay cartas bastante claras a sus lacayos con la orden de que sean quemadas inmediatamente, lo que evidentemente no ocurrió", aseguró Häfner. Según Häfner, la homosexualidad de Luis II de Baviera se discutía durante su reinado abiertamente en los bares y fue uno de los factores clave para que se le obligase a dejar el trono en 1886, lo que precipitó su muerte, cuyas misteriosas circunstancias son constante fuente de discusión. La versión generalmente aceptada es que se ahogó en el lago de Sternberg, pero los monárquicos aseguran que fue asesinado. Häfner lamentó que la atención por su libro esté marcada por el tema sexual y que no se consideren otros aspectos del mismo como la tesis de que, contrariamente a la opinión común, Luis II de Baviera no era un enfermo mental. Una asociación bávara autodenominada "Fieles al Rey" ha declarado su indignación por el libro y lo ha calificado de atentado al honor del Monarca, que ya no puede defenderse. Luis II de Baviera pasó a la historia ante todo por sus excentricidades, entre ellas la construcción de espectaculares castillos como los de Neuschwanstein, Herrenchiemsee y Lindenhof, y por haber sido mecenas del compositor Richard Wagner.