Miércoles 20/09/2017. Actualizado 11:30h

·Publicidad·

Otras Casas Reales

Recientemente se ha reunido con el presidente de la república

La princesa Margarita, la mujer más influyente de Rumanía

Recibió el premio de la revista Forbes en una gala en Bucarest dos semanas después de asumir la custodia de la corona del rey Miguel por enfermedad

    • Facebook (Me gusta)
    • Tweetea!
    • Google Plus One
  • Compartir:

Una grave enfermedad ha obligado al rey Miguel I de Rumanía a ceder el testigo de la casa real a su hija la princesa Margarita. Ésta ha vuelto a Rumanía desde la clínica suiza donde está ingresado su padre para asumir sus funciones representantivas y ha tenido sus primeros actos de presentación como cabeza de la corona.

La princesa Margarita con el premio de la Gala Forbes. La princesa Margarita con el premio de la Gala Forbes.

Uno de sus primeros actos públicos en Rumanía tuvo lugar esta semana en el Hotel Athenee Palace de Bucarest. Allí se celebró la 5ª Gala Forbes Woman de Rumanía, que anualmente elabora una lista con las 50 mujeres más influyentes en este país del Este de Europa.

Este año, la distinción de mujer más influyente de Rumanía recayó en la princesa Margarita, que tuvo que subir a recoger el premio y a pronunciar unas palabras de agradecimiento. El galardón supone un espaldarazo a la figura de Margarita, que se ha hecho cargo de la corona por la enfermedad de su padre Miguel.

Aunque su padre sigue ingresado, la princesa ha regresado a Rumanía para no dejar desatendidos los asuntos oficiales de la institución que representa. La semana pasada se reunió con las máximas autoridades del país.

Margarita mantuvo primero un encuentro con el primer ministro del gobierno rumano, Vasile Dancu. La reunión tuvo lugar en el palacio Elisabeth de Bucarest, residencia oficial de la familia real, y a la misma acudió el esposo de la princesa, el príncipe Radu.

En el encuentro, la princesa Margarita y el primer ministro trataron varios temas, como la agenda de actividades públicas que mantiene la casa real tanto en Rumanía como en el extranjero. Aunque sigue siendo una república, las autoridades actuales de Rumanía tienen una relación cordial con la monarquía expulsada por los comunistas en los años 40.

Días después, Margarita visitó el Palacio de Cotroceni para reunirse con el presidente de la república, Klaus Werner Johannis, con quien también habló de varias cuestiones para estrechar la cooperación actual y futura entre las instituciones estatales y la corona. El presidente aprovechó para expresar a la princesa sus mejores deseos para que Miguel I pueda recuperarse de su grave enfermedad.

·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·