Sábado 03/12/2016. Actualizado 01:00h

·Publicidad·

Otras Casas Reales

El asesino de Sissi protagonista de una muestra en el museo de la emperatriz

    • Facebook (Me gusta)
    • Tweetea!
    • Google Plus One
  • Compartir:

La lima de carpintero con la que Luigi Lucheni alcanzó el corazón de Sissi, o un facsímil de su autopsia, son algunos de los objetos que se pueden contemplar en una exposición que, con motivo del 110 aniversario de la muerte de la emperatriz, se ha inaugurado en el Hofburg, la antigua residencia de los Habsburgo en la capital austríaca. Su asesino se ahorcó en la cárcel 12 años después del suceso.

La muestra recuerda la dura vida del homicida. Nacido en París de madre italiana, fue criado en un orfanato y obligado a trabajar en duros oficios desde los diez años. Permaneció sumido en la pobreza toda su existencia. Sus lecturas anarquistas y sus condiciones de vida le llevaron a desarrollar un profundo odio contra los pudientes, pero el detonante para cometer dicho atentado fue la sangrienta represión de una huelga obrera en Milán.

Aunque en un principio, Lucheni, de 25 años, tenía pensado atentar contra el príncipe de Orleans, el 10 de septiembre de 1898, la rápida marcha del aristócrata le llevó a fijar su atención en la emperatriz austríaca, a quien agredió en el pecho con una lima de carpintero cuando se dirigía al atracadero para abandonar la ciudad. Tras la agresión, Sissí tuvo tiempo de embarcar en un vapor con destino a Territet. Al sufrir un desvanecimiento sus acompañantes comprobaron la presencia de una herida en el pecho. Tras volver a puerto fue trasladada al hotel Beau-Rivage donde murió a los 61 años. Días antes, la emperatriz había escrito “Quisiera que mi alma se escapara al cielo por un pequeño orificio del corazón”.

La autopsia, de la que la exposición muestra un facsímil, habla de una herida punzante que afectó al ventrículo izquierdo del corazón. La máscara mortuoria de Sissí y diarios originales de la época anunciando el magnicidio son otros de los muchos recuerdos de aquel día que expone el museo situado en el Hofburg, la antigua residencia de los Habsburgo en la capital austríaca.