Sábado 10/12/2016. Actualizado 01:00h

·Publicidad·

Otras Casas Reales

Tailandia celebra con suntuosas ceremonias el funeral de la princesa Galyani Wathana, la hermana del Rey

    • Facebook (Me gusta)
    • Tweetea!
    • Google Plus One
  • Compartir:

Los monarcas Bhumibol Adulyadej y Sirikit de Tailandia, decanos de la realeza mundial, presidieron el lunes una lujosa ceremonia religiosa budista, la de la Sombrilla Blanca, en la pira funeraria de la princesa Galyani Wathana, hermana del rey, en la ciudad de Sanam Luang. La Princesa, figura venerada y respetada unánimemente por la población tailandesa, falleció de cáncer el 3 de enero de este año, después de una larga batalla contra esta enfermedad, que la mantuvo los últimos seis meses internada en el hospital Siriraj de Bangkok.

El gobierno tailandés decretó 100 días de duelo oficial, y aún no se han producido los grandiosos ritos, extremadamente complejos y elaborados en el país asiático, donde los funerales acostumbran a extenderse durante un año entero. Según la costumbre budista, los familiares y monjes acompañan y veneran al finado entre tres y 100 días, aunque se conocen casos donde el velatorio duró años. Desde el óbito, miles de tailandeses rinden tributo diario a su persona en el Gran Palacio Real. La ceremonia principal, la de la cremación, tendrá lugar desde el 14 hasta el 19 de noviembre.

Más de 400 obreros trabajaron durante al menos cuatro meses para construir el Crematorio Real, donde será incinerada la princesa tailandesa. Se ha sabido que la obra, erigida en Bangkok, ha costado 4,1 millones de euros.

La princesa Galyani nació en 1923 en Londres, ciudad en la que permanecía exiliada su familia. Sin embargo, en los años 30, los miembros de la dinastía Chakri volvieron a ocupar el trono, y ella se acabaría trasladando a vivir a Tailandia al término de sus estudios. La Princesa, profesora universitaria de lengua y literatura francesa, fue galardonada con la Legión de Honor, la mayor distinción civil de Francia, poco antes de morir.

Tras una pausa de 10 años en la enseñanza, se colocó a la cabeza del departamento de francés en la Universidad de Thammasat en 1969, y más tarde lideró la Asociación de profesores de francés de Tailandia. Posteriormente, la Princesa dedicó toda su energía al desarrollo y a la educación rural, sobre todo en el empobrecido noreste del país.

El gobierno tailandés anunció que más de 3.000 oficiales del ejército, altos funcionarios del Gobierno y los descendientes de los miembros de la Familia Real participarán en el impresionante cortejo fúnebre que se organizará en Bangkok. Seis procesiones de carruajes y palanquines reales conducirán la urna funeraria de la Princesa y sus condecoraciones, desde el Gran Palacio hasta el Real Crematorio en Sanam Luang. La ceremonia contará con una orquesta tailandesa y las actuaciones de un teatro de sombras, títeres y danzas tradicionales.

Darío Silva-D'Andrea