Sábado 03/12/2016. Actualizado 01:00h

·Publicidad·

Otras Casas Reales

El Estado de Sajonia restituirá el castillo de Thallwitz, a la princesa Woizlawa-Feodora von Reuss

    • Facebook (Me gusta)
    • Tweetea!
    • Google Plus One
  • Compartir:

Las propiedades de los príncipes de Reuss fueron expropiadas después de la Segunda Guerra Mundial. Ahora se devolverá a la Princesa el castillo de Thallwitz, en Sajonia

La Princesa, que ha estado luchando durante años para conseguir que se le reconociera y devolviera la propiedad de los bienes de su familia, recibirá el Castillo de Thallwitz en Sajonia, que fue propiedad de Enrique XLV, príncipe Reuss zu Schleiz, hermano de su madre. Aún es confuso si la restitución incluye las casas que lo rodean.

El pasado mes de junio el Tribunal Administrativo de Gera rechazó una petición de la Princesa para reabrir el caso de devolución de ocho inmuebles en Gera, la capital de la rama menor de los príncipes de Reuss. La razón fue que el veredicto de 2005 no habría sido diferente a pesar de los recién encontrados documentos parecen probar que el príncipe Enrique XLV era ciudadano británico por lo que no podía ser expropiado por las tropas soviéticas de ocupación. Los tribunales dictaminaron en 2005 que el príncipe Enrique XLV sufrió una legítima expropiación de sus bienes después de la Segunda Guerra Mundial.

La princesa Woizlawa-Feodora von Reuss zu Köstritz, nacida duquesa de Mecklenburgo-Schwerin en Rostock el 17 de diciembre de 1918, y casada con el príncipe Enrique I von Reuss zu Köstritz, fue dama en la boda de la princesa –luego reina- Juliana y el príncipe Bernardo de los Países Bajos en 1937. Tuvo seis hijos. Su primogénito varón es el príncipe Enrique XIII von Reuss zu Köstritz. Es hija de Adolfo Federico, duque de Mecklenburgo-Schwerin, hermano mayor del abuelo de la reina Beatriz de los Países Bajos, y de la princesa Victoria Teodora von Reuss zu Schleiz.

En tiempos se acusó a Adolfo Federico de ser amigo del mariscal Hermann Göring y de ser un activo nazista y fue apartado de la corte holandesa tras la Guerra por las reinas Guillermina y Juliana. Esta relación con el nazismo fue negada por su hija y su nieto, aunque reconocieron que Göring y él Duque habían cazado juntos, y han solicitado a la reina Beatriz de los Países Bajos que se rehabilite la memoria de Adolfo Federico.

Amadeo-Martín Rey y Cabieses