Jueves 17/08/2017. Actualizado 01:00h

·Publicidad·

Otras Casas Reales

La emperatriz Catalina II lo mandó construir en 1766

Restauran un palacio imperial de Rusia saqueado por los nazis

Los trabajos han permitido rehabilitar cuatro salones de la residencia de Gátchina, en San Petersburgo

    • Facebook (Me gusta)
    • Tweetea!
    • Google Plus One
  • Compartir:

Un palacio de la Rusia imperial recibirá a turistas. La residencia de Gátchina ha sido restaurada después de que los nazis lo destrozaran y saquearan durante la IIª Guerra Mundial. Se han restaurado cuatro salones a partir de cuadros, planos y fotografías.

Palacio Gatchina en San Petersburgo. Palacio Gatchina en San Petersburgo.

Los pedazos de la Rusia imperial se recomponen poco a poco. La última ha sido el Palacio de Gárchina, una residencia que mandó construir la emperatriz Catalina II en 1766 para el Conde Orlov (uno de los líderes que le permitió ostentar ese papel).

El conjunto del palacio, ubicado en San Petersbrugo, fue diseñado en estilo clásico por el arquitecto italiano Antonio Rinaldi.

Al fallecimiento de este último, acabó siendo una residencia de verano y pasó por diferentes manos de absolutistas europeos. Finalmente, durante la IIª Guerra Mundial, los nazis dañaron gravemente su estructura y saquearon el palacio.

Después de estar cerrado durante muchos años, se decidió instalar ahí una escuela militar y posteriormente un instituto secreto del Estado. No ha sido hasta hace pocos años cuando se decidió restaurarlo y devolverle el esplendor del que un día gozó.

Cuatro salones han sido los restaurados. La forma en la que lo han llevado a cabo ha sido gracias a las pinturas, fotografías y planos del edificio encontrados en los archivos. De ese modo, han podido rehabilitarlo de la forma más correcta posible.

El palacio es todo un recorrido por el clasicismo europeo, cargada de referencias italianas y francesas. Cuentan con esculturas, pinturas y muebles de los siglos XVIII y XIX.

A partir de ahora, el Palacio de Gátchina abrirá sus puertas a los turistas para que se empapen de la historia de esta época


·Publicidad·
“Somos
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·