Lunes 05/12/2016. Actualizado 01:00h

·Publicidad·

Otras Casas Reales

La República Francesa y la Santa Sede dan tratamiento de Jefe de la Casa Real de Francia a Luis Alfonso de Borbón durante la visita del Papa

    • Facebook (Me gusta)
    • Tweetea!
    • Google Plus One
  • Compartir:

La visita realizada por el Papa Benedicto XVI a Francia, durante la pasada semana, contó con la presencia de Luis Alfonso de Borbón y su esposa, la princesa Margarita, duques de Anjou. Tanto en la recepción del Palacio del Elíseo, a la que corresponde esta fotografía, como el la Misa del día siguiente, organizada por la Santa Sede, el duque de Anjou recibió tratamiento de Jefe de la Casa Real de Francia. Incluso, durante la posterior recepción, Christine Boutin, Ministra de Vivienda y Ciudad, se dirigió al príncipe Luis Alfonso en estos términos: “Monseñor, gracias por lo que sois y por lo que representáis”.

 

FOTOGRAFÍA: IPAPRESS

Inmediatamente después de su llegada a París, a mediodía del viernes 12, el Sumo Pontífice, acompañado por el Presidente Sarkozy, se dirigió al Palacio del Elíseo, donde se hallaban congregadas las más altas autoridades de la República, encabezadas por el Presidente del Gobierno y varios ministros, los Presidentes de las Cámaras legislativas, casi todo el episcopado francés y el Cuerpo Diplomático acreditado en París.

En primera fila de los invitados por los servicios de protocolo de la Presidencia de la V República, representativos de las diferentes esferas sociales francesas (cultura, deporte, etc.), SS. AA. RR. el Jefe de la Casa Real de Francia y su esposa, la Princesa Margarita, Duques de Anjou. El Príncipe Luis de Borbón es el sucesor de Clodoveo, el Rey que convirtió a Francia al cristianismo, y el heredero primogénito varón en línea legítima de Luis IX, cuyo nombre ostenta por haber nacido el 25 de abril, 770 años después que su ilustre antepasado homónimo, su XXI abuelo, San Luis. Por la tarde, el Príncipe Luis visitó un albergue para indigentes regentado por la Orden de Malta, de la que, el Príncipe es Baylío Gran Cruz.

En la mañana del sábado, Benedicto XVI concelebró la Eucaristía con los obispos de la región de París, ante una inmensa multitud reunida en la Explanada de los Inválidos. Al pie del estrado donde se instaló el altar, ocuparon lugares precedentes, según el protocolo marcado por la Santa Sede, el Presidente del Gabinete y varios de sus miembros, los Presidentes del legislativo y del tribunal Costitucional y los duques de Anjou, a continuación de los cuales se situaron los príncipes Jean de Orleáns, duque de Vendôme y Charles Emmanuel y Constance de Borbón-Parma.

No tiene nada de extraño que, en la recepción del Palacio del Elíseo, tras el intercambio de saludos entre el Presidente del Gobierno, François Fillon, y el Duque de Anjou, Christine Boutin, Ministra de Vivienda y Ciudad, se dirigiera al Príncipe en estos términos: “Monseñor, gracias por lo que sois y por lo que representáis”.

José Luis Sampedro Escolar