Miércoles 18/10/2017. Actualizado 01:00h

·Publicidad·

Otras Casas Reales

La reina Rania de Jordania se pone en la piel de una cocinera durante su visita oficial a un orfanato

    • Facebook (Me gusta)
    • Tweetea!
    • Google Plus One
  • Compartir:

La esposa del rey Abdalá II está plenamente volcada en las actividades oficiales programadas en su agenda de 2014. Durante sus últimos compromisos en Jordania, la soberana ha visitado en solitario dos centros de acogida. En uno de ellos, además de conocer a las jóvenes residentes allí, también pudo demostrar sus dotes culinarias.


La reina Rania durante su visita a un orfanato de Ammán. La reina Rania durante su visita a un orfanato de Ammán.

La reina Rania, cumpliendo con su calendario de actos, se desplazó hace unos días a dos orfanatos en una visita de carácter institucional.

El primer centro de acogida al que acudió la esposa del monarca Abdalá fue Hamzah bin Abdul Muttalib Marka, situado en Marka, en el que actualmente residen 21 niñas de edades comprendidas entre seis y dieciocho años, todas ellas procedentes de familias desestructuradas o con escasos recursos económicos.

La soberana jordana visitó las instalaciones de este centro y mantuvo un encuentro con los directivos del orfanato, en el que se informó de las actividades y planes de ayuda proporcionados a las jóvenes internas con el objetivo de mejorar su calidad de vida.

Tras el breve recorrido por el interior del edificio y la charla con sus directores, la reina Rania saludó a las adolescentes que residen allí, y dedicó una extensa parte del acto a realizar, en compañías de éstas, diversas actividades culinarias.

La esposa del rey Abdalá, ataviada con un elegante vestido blanco, no tuvo ningún inconveniente en mancharse las manos de chocolate al implicarse junto a las jóvenes en la elaboración y decoración de unas galletas.

El centro Hamzah bin Abdul Muttalib, además de cubrir las necesidades básicas de alimentación y refugio, facilita servicios de orientación psicológica para las adolescentes internas, y en algunos casos también para sus familiares.

Posteriormente a esta visita, la reina Rania se desplazó hasta otro orfanato, ubicado en Ammán, en el que también mantuvo un encuentro con los jóvenes del centro.

El centro Dar Al Aytam proporciona refugio a 28 niños, huérfanos o procedentes de familias en riesgo de pobreza, de edades comprendidas entre seis y doce años. 

·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·