Sábado 10/12/2016. Actualizado 01:00h

·Publicidad·

Otras Casas Reales

Rania de Jordania y su marido, el rey Abdalá II, cautivan a la población argentina en su visita al país sudamericano antes de partir para Brasil

    • Facebook (Me gusta)
    • Tweetea!
    • Google Plus One
  • Compartir:

Distinguida, vestida siempre impecablemente y sonriendo a todos los que la saludaban, la reina del territorio hachemita acaparó miradas y atención. La presidenta, Cristina de Kirchner, recibió al monarca en la Casa Rosada, sede del Gobierno Nacional, donde firmaron varios acuerdos para impulsar la cooperación científico-tecnológica, cultural y económico-comercial, así como convenios de entendimiento en el sector agrícola. Por su parte, Rania estuvo en el entrenamiento del club de fútbol de Boca Juniors, en el marco de las tareas que cumple con Unicef.

 

(Corresponsal en Buenos Aires)

La prensa argentina la definió como “poderosa”, “comprometida” y “fashion”. Y es que desde hace tiempo que una reina no visitaba Argentina, desde que lo hiciera la reina Beatriz de Holanda, pero nunca había llegado a estas tierras una soberana tan joven, atractiva y solidaria.

La presidenta, Cristina de Kirchner, recibió esta semana al rey Abdalá II en la Casa Rosada, sede del Gobierno Nacional, donde firmaron varios acuerdos para impulsar la cooperación científico-tecnológica, cultural y económico-comercial, así como convenios de entendimiento en el sector agrícola. Se trata de la primera visita de un rey de Jordania a Argentina. En una entrevista exclusiva con el diario argentino "Clarín", el rey Abdalá II afirmó que su país está interesado en el conocimiento que posee Argentina sobre desarrollo de energía nuclear con fines pacíficos y aspira a establecer un intercambio científico.

La reunión entre Cristina y Abdalá II, que duró media hora, tuvo lugar en el despacho presidencial, y en ella participaron la comitiva jordana, el jefe de Gabinete, el canciller, el ministro de Planificación Federal y los secretarios de Industria y de Agricultura.

La presidenta ofreció la noche del 21 de octubre una cena de gala en el céntrico Palacio San Martín en honor de Abdalá II y la reina Rania, que partieron luego hacia Brasilia (Brasil), tras su paso por Chile a inicios de la semana, y con la idea de viajar luego a Costa Rica, Honduras y Cuba. Como detalle de color de la visita de los reyes jordanos a Buenos Aires, cabe resaltar que que la reina Rania estuvo en el entrenamiento del club de fútbol de Boca Juniors, en el marco de las tareas que cumple con Unicef.

Darío Silva D’Andrea (Buenos Aires)