Miércoles 23/08/2017. Actualizado 01:00h

·Publicidad·

Otras Casas Reales

Según el diario británico The Independent

Miembros de la familia real saudí apoyan sustituir al rey Salman por su hermano Ahmed

Uno de los príncipes descendientes del fundador de la dinastía Saud ha revelado que la mayoría de clérigos islámicos apoyan un golpe palaciego para cambiar el rumbo de la monarquía

    • Facebook (Me gusta)
    • Tweetea!
    • Google Plus One
  • Compartir:

Salman bin Abdulaziz reina en Arabia Saudí desde que en enero de 2015 sucediera a su hermanastro, el rey Abdalá, que falleció. En estos primeros meses de reinado, las críticas entre la élite real y religiosa del país se han multiplicado y ya han surgido “operaciones” para buscarle un sustituto.

El rey de Arabia Saudí, Salman bin Abdulaziz Al Saud. El rey de Arabia Saudí, Salman bin Abdulaziz Al Saud.

Han pasado sólo nueve meses y ya hay una mayoría de miembros de la extensa familia real saudí que se muestra contraria al rey Salman. Eso cuenta el diario británico The Independent citando a uno de los príncipes de Arabia Saudí descontentos con Salman.

Actualmente quedan vivos doce de los 36 hijos que tuvo Abdelaziz bin Saud, fundador de la dinastía y del estado moderno de Arabia Saudí. Pues bien: de esos doce hijos, ocho apoyan en la actualidad un movimiento para derrocar a Salman (de 79 años) del trono, asegura uno de estos príncipes saudíes cuya identidad ha sido preservada.

El sustituto sería su hermanastro el príncipe Ahmed bin Abdulaziz, ex ministro del Interior de 73 años. El autor de esta filtración asegura que además del apoyo de otros miembros de la familia real, Ahmed cuenta con el apoyo masivo (en torno al 75%) del consejo de clérigos islámicos de Arabia Saudí, el Consejo de Ulemas. Este apoyo es decisivo, ya que los líderes religiosos son quienes confieren legitimidad al rey en Arabia Saudí, que ostenta el título de Guardián de los Santos Lugares como protector de las dos mezquitas más importantes del Islam, la de La Meca y la de Medina.

Esta revelación pone cifras a la presión que ha ido creciendo desde que Salman heredó la corona al fallecer el rey Abdalá en enero. Cada vez más miembros de la extensa familia real saudí ve con malos ojos a Salman por varios motivos: el mal estado de salud del propio rey, la guerra en Yemen en la que está implicada Arabia Saudí, la mala situación de la economía por la bajada del petróleo, incluso la reciente tragedia en la que murieron varios cientos de personas en La Meca por un accidente en la peregrinación de los musulmanes.

A todo ello se añade el malestar con la línea de sucesión establecida. El príncipe heredero, Mohammed bin Nayef (56 años) es impopular en el país, y el nombramiento del hijo de Salman, Mohammed bin Salman (30 años) como siguiente en el orden sucesorio y minsitro de Defensa ha aumentado las luchas internas por el poder en la élite real saudí.

Según The Independent, el príncipe que ha revelado esta tensión asegura que el príncipe Ahmed, a quien quieren colocar en el poder, pretende introducir reformas políticas para permitir mayor libertad de expresión, cambiar el sistema judicial y liberar presos políticos que no tienen relación alguna con terroristas.

Este miembro de la familia real explica que la solución puede pasar por derrocar a Salman, e incluso obligarlo a que se exilie como ocurrió con el rey Saud en 1964. Otra opción es que Ahmed sea nombrado príncipe heredero y vaya asumiendo el control de los resortes del poder del país, desde las fuerzas armadas, los servicios secretos y el Ministerio del Interior hasta la economía y, pro supuesto, la producción de petróleo.

·Publicidad·
“Somos
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·