Jueves 21/09/2017. Actualizado 01:00h

·Publicidad·

Otras Casas Reales

El príncipe Mohamed al Senussi se postula como pretendiente

El caos en Libia aumenta las opciones de restaurar la monarquía

Después de la caída de Gadafi y los años de violencia ha surgido en el país un ‘movimiento realista’ para reconstruir la nación

    • Facebook (Me gusta)
    • Tweetea!
    • Google Plus One
  • Compartir:

Las milicias, el Estado Islámico y la crisis humanitaria han sumido a Libia en un profundo caos. Ante esta incertidumbre, han surgido movimientos que proponen la restauración de la monarquía para construir la nación.

Libia.

La monarquía de Libia puso punto y final el 1 de septiembre de 1969 después de que un grupo de militares encabezado por Muamar el Gadafi diese un golpe de estado, aprovechando que el rey Idris estaba de viaje en Turquía.

Desde entonces, Gadafi creó la República Árabe Libia y nacionalizó a la empresa privada y llevando a cabo su programa socialista. Durante su gobierno, las violaciones a los derechos humanos fueron constantes lo que provocó rebeliones de sus opositores y acabó con su muerte en 2011.

Después del fallecimiento de Gadafi, los actos violentos en la país fueron en aumento y años después sigue reinando el caos. Es por ello que ante esta incertidumbre de todos los aspectos de Libia ha surgido un ‘movimiento realista’.

Esta corriente persigue restaurar la monarquía en el país a través de una figura paternal y respetada por todos los ciudadanos libios. Este pensamiento no pretende que la figura del rey se perpetúe, sin embargo, creen que temporalmente sería una forma de reconstruir una nación que actualmente se encuentra destruida.

Para ostentar el trono se postulan dos posibles reyes: El príncipe Mohamed al Senussi y el príncipe Idris al Senussi. Ambos  se muestran tranquilos y quieren esperar a que el pueblo libio decida.

La forma más viable de salir del caos

Fathi Abdalla, uno de los representantes del movimiento afirma que “la monarquía es la forma más viable para salir del caos en el que está sumado el país” explica en declaraciones recogidas por el New York Times.

Sin embargo, también existen detractores de esta nueva corriente en la que resaltan que no pueden volver 60 años atrás en su historia.

Aún así, lo que está claro para todas las partes es que los problemas de Libia empeoran día a día como por ejemplo: la rivalidad que existe entre los dos parlamentos del país, las milicias armas que libran guerras, el Estado Islámico así como la crisis humanitaria que atraviesa.

Mientras tanto, la principal fuente de riqueza de Libia, el petróleo, parece que está llegando a su fin, tal y como explican expertos.


·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·