Martes 26/09/2017. Actualizado 01:00h

·Publicidad·

Otras Casas Reales

Se cumplen cien años del nacimiento de la gran duquesa Kira de Rusia, esposa del príncipe Luis Fernando de Prusia

    • Facebook (Me gusta)
    • Tweetea!
    • Google Plus One
  • Compartir:

La Gran Duquesa era bisnieta del emperador Alejandro II de Rusia y de la reina Victoria I de Inglaterra. Su marido fue Jefe de la Casa Imperial de Alemania. Su nieto, Jorge Federico de Prusia, sucedió a su abuelo como cabeza de esa familia real e imperial.

El 9 de mayo de 2009 la gran duquesa Kira Kirilovna de Rusia hubiera cumplido cien años. Fue llamada así, Kira (Cirila), porque Cirilo se llamaba su padre. Hermana del Jefe de la Casa Imperial de Rusia y casada ella misma con el Jefe de la Casa Real e Imperial de Alemania, nació Princesa de Rusia antes de convertirse en Gran Duquesa de aquel imperio, en 1924, cuando su padre, el gran duque Cirilo Wladimirovich, tras la muerte de Nicolás II, la emperatriz Alejandra Feodorovna y sus hijos, se convirtió en varón agnado de la Dinastía, y se autoproclamó Guardián del Trono, en la práctica zar de iure de Rusia. Como es sabido, sólo son grandes duques rusos los hijos o nietos de emperadores de Rusia.

La boda de sus padres no fue aceptada por el emperador Nicolás II debido a que su abuela materna y su abuelo paterno eran hermanos, y la Iglesia Ortodoxa Rusa prohíbe el matrimonio entre primos hermanos. Además su madre se había divorciado de Ernesto Luis, gran duque de Hesse, hermano de la emperatriz Alejandra Feodorovna. Por esa razón Kira nació en París el 9 de mayo de 1909, donde vivieron exiliados algún tiempo hasta que el Zar autorizó el retorno a Rusia del gran duque Cirilo y de la madre de Kira, Victoria Melita de Sajonia-Coburgo-Gotha, princesa de la Gran Bretaña e Irlanda.

Tras la caída del zarismo en 1917, los padres y hermanos de Kira dejaron su país con autorización del gobierno provisional en dirección a Finlandia viajando por primera vez en un tren público, sin el confort de los vagones privados que usaba la Familia Imperial rusa. Kira tenía entonces ocho años. Su madre dio a luz en Finlandia al que más tarde sería Jefe de la Familia Imperial, el gran duque Wladimir Kirilovich. En vano esperaron allí más de un año la victoria del Ejército Blanco para volver a Rusia. Dejaron Finlandia para instalarse primero en Coburgo y luego en Saint-Briac, Francia. Allí, Kira, una niña dinámica, inteligente y curiosa se interesó por las bellas artes. Se parecía en eso a su madre, que trabajó en un taller de arte en Saint-Briac.

Durante su juventud frecuentó a sus primos de las diferentes cortes, incluida la británica. Se interesó primero por el hemofílico don Alfonso, príncipe de Asturias, hijo de Alfonso XIII, pero quedó decepcionada al saber que él mostraba predilección por una hija del príncipe Nicolás de Grecia. Luego se quedó prendada del príncipe rumano Constantin Soutzo, llamado Teddy, pero su primo Carlos II de Rumanía le prohibió casar con él por razones políticas.

Finalmente, el 4 de mayo de 1938 contrajo matrimonio en Postdam con el príncipe Luis Fernando de Prusia, hijo del príncipe Guillermo de Prusia y de la duquesa Cecilia de Mecklembourg-Schwerin. Luis Fernando era desde 1933, tras la renuncia de su hermano Guillermo, heredero de los derechos dinásticos de Alemania, después de su padre Guillermo fallecido en 1951, y naturalmente después de su abuelo el emperador Guillermo II que aún vivía, pues falleció en 1941. Luis Fernando trabajó secretamente contra los nazis y después de la guerra se instaló con su mujer en Borgfeld, un pueblo cerca de Bremen. En esa época fue llamada a testificar en el proceso de Ana Anderson, que decía ser la gran duquesa Anastasia Nicolaievna de Rusia. Kira conoció a Ana en 1952 a instancias de su suegra, la princesa heredera Cecilia de Prusia, que creía en las pretensiones de la supuesta hija de Nicolás II lo mismo que su tío el gran duque Andrés Wladimirovich. La calificó de horrible personaje, nada señora y que no sabía hablar inglés, idioma de comunicación entre los miembros de la Familia Imperial.

La Gran Duquesa sufría de hipertensión arterial. Durante una visita en septiembre de 1967 a Saint-Briac, donde vivía su hermano, el gran duque Wladimir Kirilovich de Rusia, Kira comía y mientras echaba varias cucharaditas de azúcar en el café- decía: “Como lo que deseo y tengo buena salud”. Esa noche, del 8 de septiembre, falleció de un infarto de miocardio. La Gran Duquesa tuvo siete hijos con Luis Fernando de Prusia. El mayor, Federico Guillermo, casó en 1967 con Waltraut Freydag, de la que se divorció en 1971 tras haber tenido un hijo. Dicen que ese matrimonio morganático fue el causante de la muerte de Kira. Federico Guillermo casaría luego dos veces más: con Ehrengard von Reden, de la que ha tenido tres hijos; y con Sibylle Kretschmer. Los demás hijos de Kira fueron: Miguel, María Cecilia, Kira, Luis Fernando, Cristián Segismundo y Xenia.

Amadeo-Martín Rey y Cabieses

·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·