Lunes 05/12/2016. Actualizado 01:00h

·Publicidad·

Otras Casas Reales

Kalina de Bulgaria y Kitín Muñoz bautizan hoy a su hijo, Simeón Hassan

    • Facebook (Me gusta)
    • Tweetea!
    • Google Plus One
  • Compartir:

El pequeño recibirá las aguas bautismales, bajo el rito ortodoxo, en el palacio de Tsarska Bistritsa, residencia de campo de los reyes de Bulgaria en Bórovets

Una de las estaciones de esquí más famosas de Bulgaria. El Pinar (traducción de Bórovets) está situado al pie de la montaña Musalá (la más alta de los Balcanes, de casi 3.000 de altura) y en ella se situa la que fuera residencia de los monarcas Búlgaros durante las vacaciones estivales. Fernando de Bulgaria, bisabuelo de Kalina, comenzó a construir, a finales del siglo XIX, tres palacios y un pabellón de caza. En uno de ellos, el de Tsarska Bistritsa, tendrá lugar la celebración. Es el mismo palacete donde viven la princesa Kalina y su marido, donde se casaron en 2002 y donde con motivo del anuncio de su embarazo inauguraron, en 2006, el templo en el que ahora bautizarán a su hijo y donde Simeón Hassan Muñoz sopló las velas de su primer cumpleaños el pasado 14 de marzo.

Construido entre 1898 y 1914, este palacio fue también residencia de campo del rey Boris III, padre de Simeón, y combina el estilos europeo con un toque romántico y nacional. El palacete conserva el ambiente de época y es famoso por su habitación-camarote, una estancia que reproduce las dependencias de un capitán de barco.

El bautizo del pequeño Simeón tendrá lugar en la ermita de la residencia que construyeron sus padres y que acaba de ser recuperada hace tan sólo una semana por el Rey después de que, el pasado 11 de octubre, el Gobierno tomara la decisión de devolverle las escrituras de propiedad. La ceremonia se celebrará bajo el rito ortodoxo, por expreso deseo de la princesa Kalina, única hija del rey Simeón: “Deseo que mi hijo crezca en el ambiente en que vivió mi padre antes de ser expulsado al exilio por los comunistas, cuando llegaron al poder el año 1946. Deseo que mi hijo herede todas las virtudes de su abuelo, el rey de Bulgaria”.