Sábado 10/12/2016. Actualizado 01:00h

·Publicidad·

Otras Casas Reales

El Infante don Carlos inviste en la Catedral Castrense a nuevos miembros de la Orden Constantiniana de San Jorge

    • Facebook (Me gusta)
    • Tweetea!
    • Google Plus One
  • Compartir:

A la ceremonia, presidida por el Arzobispo General Castrense, Monseñor Juan del Río, asistió el Nuncio Apostólico de Su Santidad en España, Monseñor Manuel Monteiro de Castro, y los embajadores de la Soberana Orden Militar de Malta y de Italia. En la monición introductoria se recordó la onomástica del Infante don Carlos, que este año ha celebrado su septuagésimo cumpleaños. El embajador Carlos Abella y Ramallo, embajador de España y Gentilhombre de Su Santiad, pronunció una alocución tras la cual los caballeros y dama neófitos hicieron pública profesión de Fe Católica. Acto seguido, los nuevos caballeros recibieron su diploma de manos del Infante, que abrazó a cada uno.

FOTOGRAFÍAS EN EL INTERIOR

El pasado 4 de noviembre, el Infante don Carlos, Duque de Calabria, invistió en la catedral castrense a 12 nuevos caballeros y a una dama de la Sacra y Militar Orden Constantiniana de San Jorge. La ceremonia consistió en un "Te Deum" dirigido por Monseñor Juan del Río, Arzobispo General Castrense, Gran Cruz de Justicia de la Orden Constantiniana, y contó con la presencia de Monseñor Manuel Monteiro de Castro, Nuncio Apostólico de Su Santidad. El Infante acudió acompañado de su esposa, la princesa Ana de Orleáns, Duquesa de Calabria, y estuvieron también presentes, entre otros, el príncipe Franz Wilhelm de Prusia, Baylío Gran Cruz de justicia de honor de la Orden, y la princesa Cristina de Borbón-Dos Sicilias, hija del Infante don Carlos, con su esposo Pedro López-Quesada, así como los embajadores de la Soberana Orden Militar de Malta, Jean-Marie Musy, y de Italia, Pasquale Terraciano, éste último Gran Cruz de Justicia de la Orden.

Los nuevos caballeros y la dama investidos fueron: Jorge Fernández Díaz, Francisco Javier del Arco y Carabias-Méndez, María del Pilar Fernández-Cano y de Hoyos, Eduardo del Arco y Fernández-Cano, Daniel San Martín Viscasillas, Juan Rafael Aliaga y Montilla, Carlos Franco y Suanzes, Pablo Enrique Gil Loyzaga, Julio Becerra Ibáñez de Pelliza, Ángel Mora Blanco, Ignacio Palomo Alvarez, Manuel José Rodríguez González, y Paolo Emanuele Rozo Sordini.

El Arzobispo General Castrense recibió al Infante don Carlos y a la Duquesa de Calabria en la puerta de la Catedral. A su entrada al templo se cantó una pieza del "Cancionero de los Duques de Calabria", del siglo XVI, y el "Canticorum lubilo" del Judas Macabeo de Haendel. Don Carlos y doña Ana se situaron en el lado del Evangelio y Monseñor Manuel Monteiro de Castro, en una sede ubicada en el lado de la Epístola. El príncipe Franz Wilhelm de Prusia, la princesa Cristina de Borbón-Dos Sicilias y su esposo se sentaron en tres sillas situadas en la parte anterior de la nave. Detrás de ellos estaban varios Grandes Cruces de la Orden, como los embajadores José Joaquín Puig de la Bellacasa, antiguo embajador de España en Londres y ex Secretario General de la Casa del Rey, y Luis Sagrera.

En la monición introductoria se recordó la onomástica del Infante don Carlos, que este año ha celebrado su septuagésimo cumpleaños. El embajador Carlos Abella y Ramallo, embajador de España y Gentilhombre de Su Santiad, pronunció una alocución tras la cual los caballeros y dama neófitos hicieron pública profesión de Fe Católica. Acto seguido, los nuevos caballeros recibieron su diploma de manos del Infante, que abrazó a cada uno. Se cantó el "Te Deum" y el Arzobispo Castrense impartió la bendición solemne. El acto terminó con el canto del "Christus Vincit" y las Aclamaciones Carolingias, donde se rezó por el Santo Padre, el Arzobispo celebrante y el Infante don Carlos.

Amadeo-Martín Rey y Cabieses

El Infante don Carlos, revestido con el hábito de Gran Maestre de la Sacra y Militar Orden Constantiniana de San Jorge y acompañado por la Duquesa de Calabria, es saludado por Monseñor Monteiro de Castro.

Parte de las representaciones de órdenes y corporaciones que asistieron a la Ceremonia. De izquierda a derecha: Marqués de Casa López, Duque de San Pedro de Galatino, Canciller y Lugarteniente de España Occidental -respectivamente- de la Orden del Santo Sepulcro, Conde de Orgaz, Fernando Gómez de Olea y de la Peña, Presidente de la Asamblea y Regente del Subprireto de San Jorge y Santiago -respectivamente- de la Soberana Orden Militar de Malta y General de Ejército José Rodrigo y Rodrigo, que representaba a las Reales Órdenes de San Fernando y San Hermenegildo.

El Infante don Carlos es recibido por Monseñor Juan del Río, Arzobispo General Castrense, a la entrada a la Catedral.

Los nuevos miembros de la Orden, en fila ante el altar, poco antes de ser llamados para recibir el diploma de parte del Infante don Carlos.

El clero de la Orden acompaña al Arzobispo Castrense durante el "Te Deum".

Los Duques de Calabria, en el presbiteri,o con el Arzobispo Castrense y el clero de la Orden.

Entrada de SS.AA.RR. los Duques de Calabria a la Catedral Castrense.