Jueves 08/12/2016. Actualizado 01:00h

·Publicidad·

Otras Casas Reales

Fallece en Francia S.A.R. el Príncipe Ferdinand de las Dos Sicilias, Duque de Castro

    • Facebook (Me gusta)
    • Tweetea!
    • Google Plus One
  • Compartir:

Tras una larga y penosa enfermedad, el duque de Castro, S.A.R. el Príncipe Ferdinand Marie André Alphonse Marc de las Dos Sicilias, ha fallecido el pasado 20 de marzo, día de Jueves Santo, en Francia, en presencia de sus hijos Carlo, Beatrice y Anna, y de su hermana la princesa Carmen.

El fallecimiento se produjo en un hospital de la localidad francesa de Draguignan, prefectura del departamento del Var, en presencia desus hijos y de su hermana la princesa Carmen. Las exequias han tenido lugar en la intimidad familiar según anuncia la secretaría de su hijo el duque de Calabria, y el entierro tendrá lugar, con toda probabilidad, en el cementerio de Grand Jas, en Cannes, lugar de enterramiento de sus padres, sin que podamos descartar una inhumación ulterior en la iglesia napolitana de Santa Chiara, mausoleo de los reyes de las Dos Sicilias.

El Príncipe Ferdinand nació en el castillo de Podzamczé, propiedad de sus abuelos los condes Zamoyski en la localidad polaca de Maciejowice, el 28 de mayo de 1926, hijo del príncipe Ranieri de las Dos Sicilias y de la condesa Carolina Zamoyska. De nacionalidad francesa por estar su padre naturalizado en Francia desde 1904 sus primeros años transcurrieron entre Polonia, Cannes (lugar de residencia de sus abuelos los condes de Caserta) y España donde su padre sirvió en el regimiento de Húsares de la Princesa hasta el año 1930.

Se educó en Francia, aunque con largas estancias en Polonia hasta que con el fin de la Segunda Guerra Mundial y la incautación de los bienes familiares de los condes Zamoyski en Polonia se instaló definitivamente en Francia. El 22 de julio de 1949 contrajo matrimonio en la localidad francesa de Giez con Chantal de Chevron-Villette, hija del conde Pierre Joseph de Chevron-Villette y de Marie de Colbert. Dicho matrimonio fue considerado desigual en un principio por su tío el duque de Calabria, por entonces Jefe de la Casa Real de las Dos Sicilias, que concedió a la esposa el título de princesa con el rango de Alteza desde el momento del matrimonio. En enero de 1956, la nueva princesa fue reconocida Alteza Real y en fechas ulteriores el propio duque de Calabria reconoció validez dinástica completa al matrimonio. Para entonces el príncipe y su esposa eran padres de tres hijos: Béatrice (1950), Anne (1957) y Carlo (1963). El matrimonio se estableció en la localidad francesa de Saint Raphaël, cerca de Cannes, desde donde el príncipe se ocupó durante largos años de la gestión de las propiedades agrícolas familiares, la finca Saint Sauveur.

Posteriormente sirvió en el ejército francés durante la guerra de Argelia y en 1960, tras el fallecimiento del duque de Calabria, apoyó la pretensión de su padre, el príncipe Rainieri, a la Jefatura de la Casa Real de las Dos Sicilias en contra de su primo hermano el infante don Alfonso de Borbón, utilizando desde entonces el título de duque de Castro. El comienzo de aquel amargo pleito dinástico tuvo drásticas consecuencias para la hasta entonces armoniosa familia real de las Dos Sicilias, desde siempre tan unida. En 1973, y tras el fallecimiento de su progenitor, el príncipe Ferdinand se proclamó Jefe de la Casa Real de las Dos Sicilias titulando a su único hijo varón duque de Calabria.

Retirado en sus propiedades del sur de Francia, y poseedor de una muy menguada fortuna, en los años 80 vendió su propiedad de la localidad de Saint Aygulf para establecerse en compañía de su esposa en la finca familiar "Domaine de la Combe", en Roquebrune-sur-Argens, hasta entonces residencia de su hermana la princesa Carmen. Gran Maestre de las Órdenes dinásticas del reino de las Dos Sicilias, fue caballero Gran Gruz de Honor y Devoción de la orden de Malta (1968), caballero de la orden de San Huberto de Baviera, caballero de la orden italiana de la Annunziata (1977) y caballero de la orden de la corona de Wurttemberg. 

Persona de naturaleza reservada y poco mundana el príncipe Ferdinand viajó en numerosas ocasiones a la ciudad de Nápoles, donde siempre fue recibido con particular afecto, y en 1983 presidió allí el entierro de los últimos soberanos reinantes de las Dos Sicilias y de otros miembros de esa familia real en el mausoleo de la Iglesia de Santa Chiara. En 2005 perdió a su esposa la princesa Chantal y su última aparición pública se produjo el 30 de mayo de 2002 en la basílica romana de San Giorgio al Velabro con ocasión de una ceremonia de nombramiento de caballeros y damas de la Orden Constantiniana de San Jorge. Tras su fallecimiento su representación dinástica queda en manos de su hijo el príncipe Carlo, que hasta el presente ha utilizado el título de duque de Calabria.

Ricardo Mateos Sáinz de Medrano