Martes 06/12/2016. Actualizado 01:00h

·Publicidad·

Otras Casas Reales

Altacomba y Turín celebrarán el XXV aniversario de la muerte de Humberto II, último Rey de Italia

    • Facebook (Me gusta)
    • Tweetea!
    • Google Plus One
  • Compartir:

El 18 de marzo de 2008 se cumple un cuarto de siglo desde el fallecimiento del llamado “Re di Maggio”. Para conmemorar este aniversario, tendrán lugar en la Abadía de Altacomba y en la Catedral de Turín solemnes funerales por el último soberano italiano.

Con una Santa Misa en sufragio por su alma se celebrará en la Abadía de Altacomba (Hautecombe), a mediodía del sábado 15 de marzo, la conmemoración del XXV aniversario del fallecimiento de Humberto II, último rey de Italia, allí enterrado en 1983. A este acto, que se celebra anualmente pero que este año adquiere especial relevancia, asistirán su único hijo varón, el príncipe Víctor Manuel de Saboya, duque de Saboya, príncipe de Nápoles, Jefe de la Casa Real de Italia, y la esposa de éste, la princesa Marina.

Altacomba es panteón de la Casa de Saboya y allí están inhumados, entre otros príncipes, el rey Carlos Félix de Cerdeña y la reina María José de Italia, esposa de Humberto. Durante la Revolución Francesa se arrojaron al lago Bourget, a cuyos pies se alza ese monasterio cisterciense y luego benedictino, los restos de otros miembros de la familia que allí reposaban, los condes de Saboya Humberto III, Amadeo IV, Amadeo V, Aimone el Pacífico, Amadeo VI, Filiberto I y Felipe II, entre otros.

Días después, el jueves 27 de marzo de 2008 a las seis de la tarde, tendrá lugar en la catedral de Turín, en presencia de la Familia Real de Italia, una solemne ceremonia en sufragio por Humberto II, llamado el “Re di Maggio” por haber reinado sólo del 9 de mayo de 1946 al 12 de junio de ese año, a pesar de que ya desde 1944 era Lugarteniente General del Reino por voluntad de su padre el rey Víctor Manuel III. La catedral de Turín está íntimamente ligada a la Casa Real de Italia. No se puede olvidar que la Sábana Santa allí custodiada fue donada por los Saboya al Santo Padre precisamente tras la muerte de Humberto II, ni que en su interior están enterrados el conde Otón de Saboya, los duques Amadeo VIII y Manuel Filiberto, y el rey Carlos Manuel II de Cerdeña.

Además, en la imponente basílica de Superga, en los alrededores de la capital piamontesa, están enterrados muchos monarcas de la Casa: los reyes de Cerdeña Víctor Amadeo II, Carlos Manuel III, Víctor Amadeo III, Víctor Manuel I y Carlos Alberto, además del que fuera rey Amadeo I de España, su esposa María Victoria, su nieto Tomislav II de Croacia, padre del actual duque de Aosta, y la madre de éste, la princesa Irene de Grecia, además de otros príncipes de la Casa de Saboya, como los duques de Génova y Ancona.

Los miembros de la dinastía están enterrados en lugares dispares y precisamente uno de los caballos de batalla de los monárquicos italianos es lograr que los restos mortales de los reyes de la Italia unida reposen todos en suelo patrio. Además de en Altacomba y Superga, descansan en Montpellier –reina Elena de Italia-, Santa Catalina de Alejandría (Egipto) –Víctor Manuel III de Italia-, Panteón de Agripa, en Roma -Víctor Manuel II, Humberto I y Margarita de Italia-, Iglesia de Ripaglia –Amadeo VII el “Conde Rojo”-, catedral de San Giovanni di Moriana –Humberto I Blancamano y Bonifacio de Saboya-, catedral de San Eusebio de Vercelli –Amadeo IX, Carlos III y Víctor Amadeo I-, San Andrés del Quirinal en Roma –rey Carlos Manuel IV-, Santa Maria Della Scala di Moncalieri –Carlos II-, Iglesia de Brou en Bourg en Bresse -Filberto II-, abadía de la Santa Cruz de Nicosia, Chipre –Amadeo III-, Cementerio de Bruselas –Víctor Manuel de Saboya-Aosta, conde de Turín-, Redipuglia –Manuel Filiberto de Saboya, duque de Aosta-, etc.

Amadeo-Martín Rey y Cabieses