Viernes 09/12/2016. Actualizado 01:00h

·Publicidad·

Noruega

La princesa Marta Luisa comenta con buen humor que, si hubiera vivido en siglos pasados, la habrían quemado por “bruja”

    • Facebook (Me gusta)
    • Tweetea!
    • Google Plus One
  • Compartir:

La princesa Marta Luisa ha reaccionado con cierto buen humor a las acusaciones de “brujería”, lanzadas por algunos extremistas religiosos después de que la hija de los reyes de Noruega afirmara que tenía poderes sobrenaturales y que podía ayudar a hablar con los ángeles.

En una entrevista que difundió el sábado la televisión oficial, la propia Marta Luisa insistió en esos poderes sobrenaturales y, con una sonrisa, añadió que se alegraba de vivir en esta época porque en siglos pasados la habrían quemado en la hoguera por bruja.

La polémica saltó cuando la prensa noruega informó de la existencia de una página web, Astarte, en la que la princesa se postulaba como intermediaria para conseguir milagros de los ángeles, y para ello ofrecía un curso de iniciación en el que la matrícula que costaba 1.600 euros.

Los partidos de la oposición han expresado su protesta por esta situación, y algunos medios informativos han planteado que Marta Luisa, que ya renunció a los derechos al trono de Noruega tras su boda, renuncie también a la condición de princesa.