Domingo 24/09/2017. Actualizado 01:00h

·Publicidad·

Noruega

Los reyes de Noruega comienzan una gira por EE.UU.: visitarán las colonias y apoyarán la enseñanza del idioma y la cultura nórdica

    • Facebook (Me gusta)
    • Tweetea!
    • Google Plus One
  • Compartir:

El rey Harald y la reina Sonja de Noruega visitarán Iowa, Minnesota y Nueva York. Permanecerán en EE.UU. hasta el día 22 y se entrevistarán con sus compatriotas de las diferentes colonias noruegas. El itinerario se basará en los campus universitarios, monumentos y galerías de arte de trasfondo cultural.

Los reyes Harald y Sonja recorrerán EE.UU. durante diez días para reunirse con las colonias de noruegos emigrados y realizar actividades culturales relacionadas con la nación. Los soberanos han comenzado con las actividades de la agenda nada más llegar.

La gira se ha iniciado en Decorah, en el estado de Iowa, donde sólo han estado cuatro horas. Han visitado el Vesterheim Noruega-American Museum, considerado el mayor museo del país dedicado a la inmigración noruega.

Después se han dirigido al Colegio Luther, fundado por inmigrantes noruegos. La visita ha coincidido con el 150 aniversario del centro. Los vecinos han esperado en la puerta del recinto para poder saludar a los soberanos.

Harald y Sonja han podido conversar con los alumnos y compartir un almuerzo con los residentes, en el salón de actos del centro. La comunidad noruega de Decorah ha querido "dejar una impresión duradera y positiva" por lo que todo el colectivo ha participado en la decoración.

Desde Decorah, los reyes se dirigirán Minneapolis, en Minnesota, donde participarán en una cena formal con los principales dirigentes. El acto se celebrará en la Universidad, que desplegará por todo el campus banderas con los colores azul y rojo.

Uno de los profesores, que imparte noruego en la universidad, ha asegurado que sus 18 estudiantes se dirigirían a los reyes en este idioma para darles la bienvenida "con una frase que se han aprendido al dedillo".

Por la tarde tendrá lugar una recepción íntima en casa del gobernador, y después una fiesta de despedida. Consistirá en un banquete en el que se cantarán canciones noruegas y las mujeres llevarán el típico 'bunad', una indumentaria tradicional propia de bodas y bailes populares.

Días después Harald y Sonja se desplazarán hasta Duluth, donde se reunirán con el gobernador y el alcalde para re-inaugurar la torre Enger. El monumento guarda un gran valor sentimental para el rey Harald, ya que fue inaugurada por primera vez en 1945 por su padre el rey Olaf.

El soberano vio con 7 años esta monumental torre de cinco pisos, propiedad de un inmigrante noruego que se convirtió en un hombre de negocios en los EE.UU.

Tras este emotivo acto, los reyes se reunirán con la Guardia Nacional de Minnesota. Los representantes del cuerpo de seguridad les agradecerán los 39 años de entrenamiento que Noruega ha facilitado a sus tropas, así como los programas de intercambio con la Guardia Nacional Noruega.

Finalmente los reyes se dirigirán a Nueva York. Los actos que se llevarán a cabo en esta ciudad no han trascendido, pero sí se conocen algunas de las iniciativas populares.

Una editorial ha propuesto a sus lectores llenar la sección de opinión del periódico con mensajes de bienvenida y buenos deseos para los reyes. El editor quiere que los soberanos puedan guardar el recorte de periódico como recuerdo de su viaje a EE.UU.

·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·