Domingo 24/09/2017. Actualizado 01:00h

·Publicidad·

Mónaco

Aprovechó para lanzar su mensaje ecologista

El príncipe Alberto apoya en Alemania al deporte náutico, vital para Mónaco

Viajó a Düsseldorf para intervenir en un simposio en el que advirtió de la amenaza de la actividad del hombre sobre los fondos marinos

    • Facebook (Me gusta)
    • Tweetea!
    • Google Plus One
  • Compartir:

Los yates atracados en el puerto de Montecarlo son una de las imágenes más icónicas del principado de Mónaco. También es un destino de los amantes de los deportes náuticos y acuáticos. De todo ello se habla en un evento de Düsseldorf al que acudió el príncipe Alberto II.

Alberto de Mónaco, en salón náutico de Düsseldorf. Alberto de Mónaco, en salón náutico de Düsseldorf.

Del 21 al 29 de enero, la ciudad alemana de Düsseldorf acoge un salón internacional náutico al que acuden empresas y expertos en el sector procedentes de todo el mundo.

Durante dos días, el lunes 23 y el martes 24, entre los asistentes se encontró el príncipe de Mónaco. Alberto II acudió a interesarse por este sector que crea tanta riqueza en su pequeño país, que tiene entre sus atractivos ofertas para disfrutar de la navegación y de los deportes acuáticos en las aguas del Mediterráneo que bañan sus 4,1 kilómetros de costa.

Alberto de Mónaco participó y tomó la palabra en el llamado “Simposio del océano”, organizado por una fundación alemana. Allí, el príncipe retomó su faceta de apasionado activista por el cuidado del medio ambiente para advertir que los ecosistemas y fondos marinos están gravemente amenazados por la acción del hombre.

De hecho, la Fundación Príncipe Alberto II participa en proyectos en favor del cuidado de los mares y océanos. El soberano resaltó que buena parte de su actividad pública está volcada en este empeño y pidió que las personas que tienen el mar como centro de su vida y actividad, como los citados en ese evento en Düsseldorf, avanzaran hacia una relación más “armónica, responsable y sostenible entre el hombre y los océanos”.

Además, el príncipe Albert recorrió esta feria naútica y rememoró algunos momentos destacados de la vida de su padre Rainiero III que pasó también junto al mar y los barcos.

·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·