Miércoles 18/10/2017. Actualizado 01:00h

·Publicidad·

Mónaco

Charlene Wittstock, futura princesa monegasca, acompañó a Alberto de Mónaco en la entrega a Nadal de su séptima copa de Montecarlo

    • Facebook (Me gusta)
    • Tweetea!
    • Google Plus One
  • Compartir:

@font-face {"Cambria"; }p.MsoNormal, li.MsoNormal, div.MsoNormal { margin: 0cm 0cm 10pt; font-size: 12pt;"Times New Roman"; }div.Section1 { page: Section1; } Rafael Nadal conquistó ayer su séptimo título consecutivo en el Master 1000 de Montecarlo ante el español David Ferrer. Como en anteriores ocasiones, el trofeo le fue entregado de manos del príncipe Alberto II de Mónaco, encargado de presidir la final junto a su prometida.

@font-face {"Cambria"; }p.MsoNormal, li.MsoNormal, div.MsoNormal { margin: 0cm 0cm 10pt; font-size: 12pt;"Times New Roman"; }div.Section1 { page: Section1; } No era la primera vez que Charlene Wittstock acompañaba al heredero monegasco en el palco de honor del torneo de Montecarlo. Ya lo había hecho en anteriores ediciones. Sin embargo, en esta ocasión lo hizo como prometida.

Hay que recordar que la pareja real contraerá nupcias el próximo 2 de julio en una ceremonia celebrada al aire libre en el pequeño principado del Mediterráneo. Aunque antes se les verá acudir juntos a otra boda; la que desposará al príncipe Guillermo y Kate Middleton dentro de dos semanas.

El torneo de tenis celebrado en el Country Club ha servido también como escenario de la primera aparición pública de la ex nadadora sudafricana desde que la Casa Real monegasca anunciase su conversión a la religión católica.

·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·