Martes 17/10/2017. Actualizado 01:00h

·Publicidad·

Mónaco

Boda real

Así fue el segundo enlace de Andrea Casiraghi y Tatiana Santo Domingo: tres días de celebraciones, trescientos invitados y una fiesta de disfraces

    • Facebook (Me gusta)
    • Tweetea!
    • Google Plus One
  • Compartir:

Andrea Casiraghi y Tatiana Santo Domingo se han convertido en marido y mujer por segunda vez. Tras contraer matrimonio el 31 de agosto en una ceremonia civil celebrada en Mónaco, la pareja real ha vuelto a pasar por el altar este fin de semana.


Andrea Casiraghi y Tatiana Santo Domingo en una imagen de archivo. Andrea Casiraghi y Tatiana Santo Domingo en una imagen de archivo.

El hijo de Carolina de Mónaco y su esposa eligieron como destino para contraer matrimonio por segunda vez, en esta ocasión mediante una ceremonia de carácter religioso, la localidad de Gstaad.

La decisión de casarse en Suiza fue motivada por el vínculo sentimental que une a Tatiana con este país, donde estudió durante su adolescencia y del que guarda un especial recuerdo.

Hasta allí se desplazaron alrededor de trescientos invitados, una cifra similar a los asistentes a la primera boda de la pareja.

Aunque Andrea y Tatiana escogieron el 1 de febrero para contraer matrimonio, las celebraciones comenzaron el 31 de enero y se prolongarán hasta que finalice este día.

Los invitados empezaron a llegar a las montañas de Gstaad el viernes por la tarde. La pareja real escogió para el alojamiento de los asistentes al enlace los mejores hoteles de la zona, dentro de los cuales seleccionaron las habitaciones más exclusivas y suites de lujo.

Celebraciones

La primera fiesta, previa a la ceremonia nupcial, fue el 31 de enero. En el restaurante El Eggli, en plenos alpes suizos, los recién casados ofrecieron un suculento banquete para dar la bienvenida a sus invitados.

Horas antes de este enlace también se celebró una original fiesta cuya temática fue el après-ski de los años 60.

El gran día fue ayer. En torno a las siete de la tarde, Andrea Casiraghi y Tatiana Santo Domingo pasaron por el altar en el antiguo convento de Rougemont, un emblemático edificio del siglo XI considerado como una auténtica joya del arte románico.

La celebración posterior a que la pareja se casase tuvo lugar en el hotel Palace. Para desplazarse hasta allí, Andrea y Tatiana eligieron un particular medio de transporte: una antigua carroza tirada por caballos. Ya en el interior de la fiesta, los invitados al encuentro disfrutaron de un banquete seguido de un baile amenizado por una orquesta.

La última de estas celebraciones comienza hoy, a las dos de la tarde, cuando está previsto que los anfitriones ofrezcan un brunch a los asistentes como acto de despedida.

Invitados españoles

La familia Grimaldi, incluida Carlota Casiraghi que se desplazó con su hijo recién nacido, asistió a la boda de la pareja. Las únicas ausentes fueron la princesa Charlène y Estefania de Mónaco. También estuvieron presentes una amplia gama de invitados españoles, entre otras personalidades.

La representación nacional reunió a rostros como Borja Benjumea, hijo de Carlos Benjumea y Maité de Soto e íntimo amigo de la pareja. Acudió acompañado por su esposa, la sobrina-nieta de Paola de Bélgica, Fabrizia Ruffo di Calabria.

También fue destacada la presencia de Juan Figueroa Sayn-Wittgenstein, nieto de la condesa de Romanones, que asistió junto a su mujer, la aristócrata Antoinette Gräfin von Seilern und Aspang.


·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·