Sábado 10/12/2016. Actualizado 01:00h

·Publicidad·

Mónaco

Alberto de Mónaco defiende el biofuel para la Fórmula 1

    • Facebook (Me gusta)
    • Tweetea!
    • Google Plus One
  • Compartir:

Durante una conferencia en Barcelona sobre medio ambiente, el Príncipe monegasco destacó la importancia de concienciar a los ciudadanos sobre la lucha contra el cambio climático. Por ello defendió la utilización de biofuel en la Fórmula 1; un cambio que, en su opinión, podría ayudar a limitar la emisión de gases de efecto invernadero y mejoraría la imagen que ofrece el deporte.

En palabras del propio Alberto de Mónaco, “todos pueden jugar un papel, ese es el mensaje importante”. Será por eso que no sólo intenta concienciar a sus súbditos sino también al resto de miembros de la realeza, sobre la importancia de trabajar por el respeto y el cuidado del medio ambiente. Y a juzgar por su propia opinión el mensaje parece calar, ya que aseguró que las familias reales de todo el mundo están trabajando en ese sentido.

El siguiente paso parece que será el mundo del deporte, en concreto, la Fórmula 1, que tan bien debe conocer después de tantos años organizando el Gran Premio de Mónaco. Es por eso por lo que ha afirmado que el automovilismo tendrá que convertirse a las energías alternativas en un futuro próximo. “Si van mantener cierto nivel de credibilidad, entonces tendrán que ponerse al día con las tendencias en curso” hacia energías más limpias, aseguró el Príncipe Alberto.

En este sentido, no dudó al asegurar que usar únicamente los combustibles fósiles “es el objetivo”, añadiendo que “se tardará algún tiempo pero estoy seguro de que lo lograremos”. Sin embargo no es el único que piensa de este modo y además lo dice públicamente. En julio, el propio organismo regulador del deporte aseguró que estaba “haciéndose insostenible”, para a continuación iniciar los contactos con los equipos para idear nuevas reglas que permitieran rebajar a la mitad el consumo de fuel en 2015.

Lejos de quedarse en meros comentarios, estas ideas ecologistas han empezado a funcionar en el propio Principado. Durante los días del Gran Premio, Mónaco comenzó a poner de su parte al restringir el aparcamiento de coches en un cambio que significó que el 80 % de los espectadores llegaran en tren. “Funcionó bastante bien”, aseguró el propio Príncipe Alberto.