Sábado 20/12/2014. Actualizado 01:00h

La voz del lector

La infanta Elena paga los platos rotos

La primogénita de los reyes ha sido la que finalmente ha terminado sufriendo las consecuencias de la imputación de Urdangarín. Primero la ley la impide ser la heredera, cosa que en otras grandes monarquías europeas no habría ocurrido, como en Suecia.

Y el segundo lugar, queda totalmente fuera de los actos protocolarios presididos por el Jefe de Estado. No sólo le quitan el trono, sino que además le quitan de la tribuna.

La infanta Elena es uno de los grandes estandartes de la "Marca España". Vestida siempre por diseñadores nacionales, amante de la Fiesta Nacional, y defensora de los valores de España. Desde Zarzuela deberían reconsiderar su posición, como siempre, muy poco valorada.

·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·