Domingo 20/08/2017. Actualizado 01:00h

·Publicidad·

La nobleza

Felipe VI es su gran maestre

La Orden de San Hermenegildo reduce la concesión de distinciones al mínimo en 22 años

En 2015 aprobó 5159 expedientes para recompensar a oficiales y suboficiales de las Fuerzas Armadas y la Guardia Civil, un 9% menos que el año anterior

    • Facebook (Me gusta)
    • Tweetea!
    • Google Plus One
  • Compartir:

La Real y Militar Orden de San Hermenegildo es una distinción militar y una orden de caballería cuyo gran maestre es el rey de España. En el primer año completo de Felipe VI como gran maestre, la orden ha ralentizado el ritmo de entrega de condecoraciones a los miembros de los tres ejércitos y de la Guardia Civil.

El rey Felipe preside el capítulo de la Orden de San Hermenegildo. El rey Felipe preside el capítulo de la Orden de San Hermenegildo.

La finalidad de esta distinción creada por Fernando VII al terminar la guerra contra la invasión napoleónica, en 1814, era servir de recompensa a los militares que se distinguieran en el servicio en los ejércitos.

Actualmente condecora a los oficiales generales, oficiales y suboficiales del Ejército de Tierra, de la Armada, del Ejército del Aire, de los Cuerpos Comunes de las Fuerzas Armadas y de la Guardia Civil que se hayan distinguido por su “constancia e intachable conducta en el servicio”.

Su gran maestre es el rey Felipe VI, que en el mes de diciembre visitó su nueva sede en Madrid y asistió a una reunión de su capítulo.

Un 9% menos que en 2014

El 15 de diciembre la Real y Militar Orden de San Hermenegildo celebró su última asamblea del año 2015. En la reunión se estudiaron 462 propuestas de ingresos y ascensos en la orden y 14 expedientes no cumplían las condiciones requeridas.

En total, en las once asambleas que se han celebrado este año se aprobaron 5159 propuestas dirigidas al ministro de Defensa sobre ascensos y ingresos en la Orden de San Hermenegildo. Se trata del número más bajo en los 22 años que han pasado desde que en 1994 el nuevo reglamento de la orden que dio entrada a los suboficiales.

Respecto al año pasado, por ejemplo, la cifra ha caído un 9%. Además, queda muy lejos de años pasados, como 2007, cuando hubo 7.069 expedientes de ingreso o ascenso, o de 2003, con 8.067. Por supuesto, las cifras de este 2015 son mucho menores que las de los primeros años del nuevo reglamento, cuando se incorporaron hasta 28.000 miembros a la orden.

En 2015 se aprobaron 39 propuestas de concesión de la Gran Cruz, la máxima distinción de la Orden de San Hermenegildo. Además, se aprobaron 1809 ascensos a caballero placa (la segunda en importancia), 1718 a la encomienda y 1593 ingresos nuevos en la orden con la cruz de San Hermenegildo.

·Publicidad·
“Somos
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·