Miércoles 24/05/2017. Actualizado 01:00h

·Publicidad·

Japón

Está repasando documentos que describen anteriores renuncias

Japón estudia cómo será la ceremonia de abdicación de Akihito

Tendría lugar a finales de 2018 para que su hijo Naruhito fuera proclamado emperador a principios de 2019

    • Facebook (Me gusta)
    • Tweetea!
    • Google Plus One
  • Compartir:

El gobierno y la casa imperial de Japón llevan meses inmersos en diseñar el procedimiento, ahora mismo no previsto, para permitir a Akihito abdicar la corona imperial en favor de su hijo Naruhito. Ahora, las autoridades del país asiático están estudiando documentos antiguos para ver cómo fueron anteriores ceremonias de renuncia al trono del Crisantemo.

Akihito y su hijo el príncipe Naruhito. Akihito y su hijo el príncipe Naruhito.

Según publicó The Japan Times, en los preparativos para cumplir el deseo de Akihito de abdicar, el gobierno japonés ya están planeando cómo será la ceremonia en la que se solemnizará la abdicación del aún emperador.

Desde que Akihito expresó el pasado verano su voluntad de dejar la corona imperial, el ejecutivo y el parlamento de Japón discuten el cambio de la ley que regula la familia imperial, y que actualmente no contempla la posibilidad de una sucesión en vida, por renuncia del emperador.

En paralelo a la tramitación de esa ley, el gobierno de Shinzo Abe está ya planteándose cómo será la ceremonia de abdicación, que se celebraría en diciembre de 2018, cuando Akihito cumpla 85 años, y para que Naruhito comience su reinado a inicios de 2019 coincidiendo el comienzo de una era japonesa.

De forma previa a los actos de entronización de Naruhito, las autoridades japonesas estudian organizar ese acto para hacer oficial la renuncia de Akihito.

De hecho, el gobierno está consultando documentos que describen cómo fueron las ceremonias de abdicación de otros emperadores de Japón que a lo largo de la Historia también abdicaron. El último fue Kokaku, en 1817, pero anteriormente hubo otros muchos titulares del trono del Crisantemo que también en vida dejaron la corona.

Así espera coger ideas de los ceremoniales que se utilizaron en esas ocasiones anteriores. Se sabe que un alto funcionario leía unas palabras del emperador con las que éste explicaba las razones por las que había decidido abdicar.

Es probable, según The Japan Times, que esta ceremonia de renuncia de Akihito se celebre en el Palacio Imperial de Japón, antes de que el emperador que abdica entregue a su hijo Naruhito los tres tesoros sagrados que pasan de emperador a emperador y que permanecen en un cierto misterio porque no se ven públicamente: una espada, un collar de joyas y un espejo.