Jueves 30/10/2014. Actualizado 11:12h

Holanda

Irene de Holanda decide retomar el uso de su título de Princesa de los Paises Bajos

La ex esposa de Carlos Hugo de Borbón, duque de Parma, decide utilizar su título tras largos años de haberse negado a utilizarlo y de llamarse “Irene van Lippe-Biesterfeld

Irene de Holanda acaba de anunciar su decisión de retomar el uso de su título de princesa de los Paises Bajos tras largos años de haberse negado a utilizarlo públicamente y de decidir llamarse simplemente “Irene van Lippe-Biesterfeld” utilizando el apellido de su padre, el difunto príncipe consorte Bernardo.

La princesa, que ha declarado “he asumido el hecho de que esto también forma parte de mi”, perdió sus derechos dinásticos al trono holandés el 29 de abril de 1964 al contraer matrimonio con el entonces príncipe Carlos Hugo de Parma sin el consentimiento de su madre la reina Juliana y de las cámaras de los Estados Generales, decisión en la que contó de manera fundamental su previa conversión al catolicismo el 3 de enero de aquel año.

Doña Irene, que no perdió la facultad de utilizar su título de princesa a pesar de perder los derechos sucesorios, volvió a instalarse en Holanda tras su divorcio del duque de Parma en 1981. También fue entonces cuando decidió negarse a utilizar su título real por necesitar “abandonarlo para ser capaz de dirigir su vida de acuerdo a sus propios principios”. En aquel momento declaró que su título era una barrera que se interponía entre ella y el pueblo, y fue entonces cuando comenzó un importante cambio de vida explorando la terapias complementarias y llevando una vida muy al margen de la vida oficial de la familia real holandesa.

En esa línea fue autora del libro “Diálogo con la naturaleza”, publicado en Holanda y en Gran Bretaña, y se dedicó a un valioso trabajo de voluntariado en países pobres de África fundando en su Holanda natal el “NatuurCollege”. Se desconoce si la princesa ha abandonado la fe católica retomando la fe luterana, pero la corte holandesa siempre siguió dándole el tratamiento de princesa que ella ahora decide retomar de motu propio. En los últimos días presidió en La Haya un simposio sobre sostenibilidad.

·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·