Martes 25/07/2017. Actualizado 01:00h

·Publicidad·

Holanda

Fallecieron 298 personas

Los reyes de Holanda inauguran un monumento en homenaje a las víctimas del vuelo que se estrelló en Ucrania

Guillermo Alejandro y Máxima acudirán este lunes a la ceremonia, acompañados por el primer ministro Mark Rutte y los presidentes de la Cámara y el Senado

    • Facebook (Me gusta)
    • Tweetea!
    • Google Plus One
  • Compartir:

Los reyes Guillermo Alejandro y Máxima de Holanda inauguran este lunes un monumento en homenaje a las víctimas del vuelo MH17 de Malaysia Airlines, en el que fallecieron 298 personas y, entre ellas, 192 holandeses.

Los reyes de Holanda, en un acto por el accidente del MH17. Los reyes de Holanda, en un acto por el accidente del MH17.

Este lunes se inaugura en la localidad holandesa de Vijfhuizen un monumento en conmemoración de las víctimas de la tragedia del vuelo MH17 de Malasia Airlines, que tuvo lugar el 17 de julio de 2014.

Allí asistirán los reyes de Holanda, Guillermo Alejandro y Máxima, acompañados por el primer ministro Mark Rutte y los presidentes de la Cámara y el Senado, para rendir homenaje a los 192 ciudadanos holandeses que perdieron la vida en el incidente.

El monumento se inaugura cuando está cerca de cumplirse el tercer aniversario de la tragedia, en la que fallecieron las 298 personas que viajaban en el avión que salió de Ámsterdam con destino a Kuala Lumpur (Malasia).

Además de los 192 holandeses, fallecieron 44 ciudadanos de Malasia, 27 de nacionalidad australiana, doce ciudadanos de Indonesia, diez británicos, cuatro belgas, cuatro alemanes, tres filipinos, un canadiense y un neozelandés.

El avión se estrelló en Ucrania, a 40 kilómetros de la frontera con Rusia y en plena guerra civil en la zona. Al parecer, un misil tierra-aire derribó el aparato y causó la muerte de tripulación y pasajeros.

Pero todavía se desconoce quién ordenó lanzar dicho misil contra el avión, ya que tanto Rusia como Ucrania se acusan mutuamente de haberlo ejecutado.

El Gobierno de Kiev señaló a milicianos prorrusos, mientras que Moscú acusa al Ejército ucraniano de intentar atentar contra el presidente Vladimir Putin, que había pasado por la zona minutos antes en su avión presidencial, de características similares al aparato siniestrado.