Miércoles 16/08/2017. Actualizado 10:22h

·Publicidad·

Holanda

La ceremonia tuvo lugar en los astilleros de Bilbao

Los retratos de Felipe VI y Guillermo de los Países Bajos, en un nuevo barco holandés

La naviera del Vox Amalia colocó dos monedas con los rostros de los reyes debajo de la primera sección

    • Facebook (Me gusta)
    • Tweetea!
    • Google Plus One
  • Compartir:

La compañía naviera Van Oord completó en Bilbao una fase de la construcción de un nuevo barco, el Vox Amalia, donde se cumplió con una tradición naval que se remonta tanto a los vikingos como a los marineros griegos: colocar en el buque monedas como recuerdo. En el caso de este barco holandés, aparecerán los reyes Felipe VI y Guillermo.

Felipe VI y Guillermo de Holanda. Felipe VI y Guillermo de Holanda.

Bajo la inspección de Carmen de la Barrera, inspectora de control de calidad de Van Oord, se completó la colocación de la quilla del barco junto a una de las dos dragas de tolva de succión que tendrá la embarcación.

En este caso, al tratarse de una naviera holandesa que está trabajando en un astillero español, eligió una moneda de España y otra de Holanda. En la primera aparecía Felipe VI, y en la segunda su homólogo el rey Guillermo Alejandro de los Países Bajos.

Ambas monedas son relativamente recientes, ya que los dos monarcas llevan relativamente poco en el trono y por ello el cambio en el anverso de las monedas de 1 y 2 euros es de hace pocos años. En Holanda se comenzó a emitir la segunda serie de euros en 2014, con un retrato artístico de Guillermo Alejandro de perfil y con la leyenda “Guillermo-Alejandro. Rey de los Países Bajos”.

Los euros con el rostro de Felipe VI se ven desde principios de 2015, cuando la Fábrica Nacional de Moneda y Timbre puso en circulación las monedas del nuevo rey que irán sustituyendo a las de Juan Carlos.

Una tradición vikinga o griega

Esta primera sección del barco “Vox Amalia” que se ha construido en Bilbao ha sido el lugar elegido por la naviera para llevar a cabo la ceremonia de colocar las monedas. Esta tradición marinera no tiene un origen claro.

Por un lado, los vikingos tenían por costumbre soldar dos monedas de oro en la quilla del barco para celebrar el inicio de la construcción de un nuevo buque. Algunos estudiosos creen que también se colocaban en la base de los mástiles para imitar la práctica de colocar monedas de plata en los cimientos de sus casas para asegurar la felicidad de sus habitantes.

La otra teoría apunta a Grecia: sus marinos llevaban a cabo esta práctica por la creencia mitológica de que los muertos debían pagar el viaje al barquero Caronte, que era el encargado de pasarles al otro lado del río Aqueronte para entrar en el Hades. A los muertos se les colocaba por ello una moneda debajo de la lengua, y lo mismo hacían en los barcos.

Ceremonia en el Vox Amalia. Ceremonia en el Vox Amalia.

·Publicidad·
“Somos
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·