Domingo 20/08/2017. Actualizado 01:00h

·Publicidad·

España

El menú vegetariano de cinco tenedores elaborado a medida de la reina Sofía

    • Facebook (Me gusta)
    • Tweetea!
    • Google Plus One
  • Compartir:

El requisito indispensable cuando se trata de elaborar un menú para la reina es que no tenga carne. A pesar de que doña Sofía no es vegetariana en el sentido más estricto de la palabra, en el Parador Monasterio de Corias lo tuvieron claro en el momento de escoger qué platos ofrecerían a la reina durante su visita, celebrada a principios de semana.

Doña Sofía degustó, con motivo de su asistencia a la inauguración del hotel, un lujoso y sofisticado menú en el que los ingredientes protagonistas fueron, como se esperaba, originarios de la región asturiana.

La reina disfrutó de un menú elaborado especialmente para ella, compuesto en esencia por una variada selección de frutas y verduras de temporada y pescado de la zona.

Sin embargo, doña Sofía no fue la única invitada a la comida posterior a la inauguración del último Parador Nacional. Degustó el completo menú en compañía del resto de autoridades invitadas al acto, entre los que se encontraban el ministro de Energía, Industria y Turismo, el presidente del principado de Asturias, el alcalde de Cangas de Narcea y la presidenta de Paradores de Turismo de España.

El protagonista fue el pescado

Monarquía Confidencial ha tenido acceso al menú al completo creado especialmente para doña Sofía.

En primer lugar, los comensales degustaron una emulsión de verduras con crema de bogavante del cantábrico, una mini ensalada de tomates de la región y una crema de guisantes con un crujiente de ibérico.

El segundo plato estaba compuesto por varias opciones a elegir, elaboradas unas a base de carne y otras de pescado. En esta ocasión, dada la predilección gastronómica de la reina, doña Sofía se decantó o por un lenguado a la parrilla sobre verduras asadas acompañado de cítrico de limón con un toque de sidra, o por el rodaballo salvaje aderezado con caramelo de zanahoria.

El postre también estuvo a la altura de los comensales. El calor de estas últimas semanas facilitó la decisión a los cocineros encargados de diseñar la carta especial para el día de la apertura.

La opción finalmente elegida por la cocina del Parador fue una fresca ensalada de frutas rojas, o un sorbete, también elaborado a base de frutas naturales.

·Publicidad·
“Somos
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·