Domingo 20/08/2017. Actualizado 01:00h

·Publicidad·

España

Entrevista con Fernando Ónega

Los sentimientos de Juan Carlos I tras la abdicación: “La satisfacción del deber cumplido y el dolor de la despedida”

España

El rey explica en un libro cómo tomó la decisión. El secreto se filtró a la ex vicepresidenta Fernández de la Vega y a Javier Zarzalejos

    • Facebook (Me gusta)
    • Tweetea!
    • Google Plus One
  • Compartir:

Casi siete meses después de anunciar a los españoles su decisión de abdicar en favor de su hijo, el rey Juan Carlos rompe su silencio con una entrevista concedida al periodista Fernando Ónega, que verá la luz en un libro: “Juan Carlos I. El hombre que pudo reinar”.

Los reyes y Felipe VI, en la ceremonia de abdicación. Los reyes y Felipe VI, en la ceremonia de abdicación.

Este domingo 28 de diciembre, la revista XL Semanal -que se distribuye como suplemento con los diarios del grupo Vocento, como ABC- publicó en exclusiva un extracto del nuevo libro de Ónega.

La obra recoge la primera entrevista que Don Juan Carlos concede después de que el 2 de junio de este año anunció su decisión de abdicar la Corona de España en su hijo Felipe.

Según explica Fernando Ónega en su libro, fue cuatro meses después del 19 de junio, día de la proclamación de Felipe VI, cuando tuvo ocasión de entrevistar al ya rey emérito en su despacho del Palacio de La Zarzuela antes de que se trasladara al Palacio Real para dejar sitio a su hijo.

Fueron cuatro horas de conversación en las que el Don Juan Carlos contó cómo se fraguó el proceso de abdicación en el entonces Príncipe de Asturias, pero también recordó algunos de los momentos clave de sus casi 39 años de reinado, como su proclamación en 1975 a la muerte de Franco o el intento de golpe de Estado del 23-F de 1981.

Cómo se gestó la abdicación

En su entrevista con Fernando Ónega, el rey explica cómo se sintió ese 19 de junio cuando, tras saludar a los ciudadanos congregados en la Plaza de Oriente de Madrid al finalizar el acto de proclamación, se marchó del balcón y cerró así su etapa como Jefe del Estado.

“Quizá la palabra emoción se quede corta”, reflexiona Juan Carlos I en la entrevista que se recoge en el libro. “Fueron sentimientos contradictorios: la satisfacción del deber cumplido y el dolor de la despedida; la pena de pensar que me retiro y el orgullo de un padre de ver a su hijo allí”, añade el rey al rememorar su sensación al completarse el proceso de abdicación.

Además, el autor del libro se remonta a la primavera de 2013, cuando por primera vez el entonces rey encargó al Jefe de la Casa Real, Rafael Spottorno, que estudiara los aspectos jurídicos y constitucionales de una abdicación. Los problemas para leer el discurso en la Pascua Militar de 2014 fueron clave para que Don Juan Carlos tomara definitivamente la decisión de ceder el testigo al Heredero: se sumaron a los problemas judiciales de la Infanta Cristina y la soledad personal que sentía ya el rey.

Tras comunicar su decisión definitiva a Spottorno, Don Juan Carlos se lo contó a Mariano Rajoy y a Alfredo Pérez Rubalcaba. En el mes de abril se celebraron varias reuniones de Don Juan Carlos, Don Felipe, Rajoy, Rubalcaba y varios cargos de la Casa del Rey. Además, según cuenta Ónega en su libro, se recabó la opinión del ex jefe de la Casa, Alberto Aza, y de los ex presidentes del Gobierno Felipe González, José María Aznar y José Luis Rodríguez Zapatero.

Según se relata en el libro “Juan Carlos I. El hombre que pudo reinar”, el anuncio del rey se precipitó del 9 de junio -cuando estaba previsto- al día 2 precisamente porque los dos últimos ex presidentes se lo contaron a personas ajenas a ese reducido círculo que preparaba con discreción la abdicación del rey.

Al parecer, y según dijo Rubalcaba, Zapatero se lo contó a la que fue su vicepresidenta, María Teresa Fernández de la Vega (ahora consejera de Estado), mientras que Aznar se lo habría revelado a Javier Zarzalejos, ex secretario general de FAES. Además, algunos periodistas empezaron a preguntar en Zarzuela por los rumores, y por eso se decidió adelantar la fecha al 2 de junio.

La sensación final de Juan Carlos I, tal y como ya contó El Confidencial Digitales que el proceso de sucesión en la Corona fue positivo: “No sé cómo han salido las cosas tan bien”, le escuchó decir su amigo Jaime Carvajal.

Armada y el 23-F

Más allá de la abdicación en Felipe VI, el nuevo libro sobre el primer rey tras la dictadura de Franco también incluye impresiones, recuerdos y reflexiones de Don Juan Carlos sobre los episodios más destacados de su reinado. Por ejemplo, cuenta sus vivencias durante el intento de golpe de Estado del 23-F: “Ignoro quién era el ‘elefante blanco’, aunque todo apunta a que era Armada”.

Juan Carlos I recuerda ese 23 de febrero de 1981 como uno de los dos momentos fundamentales de su vida, “donde la monarquía se jugó su prestigio y su continuidad”. El otro, según le explicó a Fernando Ónega en la larga entrevista que ahora se publica como libro, fue cuando años antes Franco le comunicó que había decidido nombrarle sucesor a título de rey.

·Publicidad·
“Somos
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·