Domingo 20/08/2017. Actualizado 01:00h

·Publicidad·

España

En el proceso por cambiar la imagen de la institución

El equipo de seguridad de Casa Real permite un contacto más cercano de don Felipe con los ciudadanos

La disminución de la distancia prudencial con el príncipe se ha evidenciado en los últimos meses

    • Facebook (Me gusta)
    • Tweetea!
    • Google Plus One
  • Compartir:

La Zarzuela quiere cambiar la imagen actual de la institución. Si anteriormente la familia real adoptaba una actitud más distante en sus actos oficiales, este hecho se ha modificado gradualmente en los últimos meses con el fin de acercar la Casa Real a los ciudadanos.


Don Felipe saluda a un grupo de ciudadanos. Don Felipe saluda a un grupo de ciudadanos.

Desde que finalizó el verano, la Casa del Rey ha intentado, en la medida de lo posible, reflejar una imagen más cercana de la familia real, principalmente en el trato directo que los miembros de la institución mantienen con los medios de comunicación y los ciudadanos en sus actividades oficiales.

Previamente a la postura adoptada por el equipo de seguridad de don Felipe, este hecho ya se evidenció hace unos meses con la princesa de Asturias.

Tras sus jornadas de descanso estivales en Palma, doña Letizia tuvo un visible cambio de actitud a su regreso a la capital.

Este hecho comenzó durante su visita a Buenos Aires en septiembre para apoyar la candidatura olímpica de Madrid 2020, donde se mostró mucho más afable de lo habitual.

Posteriormente, la princesa también repitió estos gestos de cercanía en varios actos celebrados en España. En uno de estos compromisos, incluso, llegando a romper el protocolo estipulado para escuchar las protestas de una ciudadana que se encontraba al borde del desahucio.

Ahora, La Zarzuela también ha decidido experimentar este cambio de imagen de la Casa Real en el príncipe de Asturias.

Reducción de la distancia prudencial

El hecho más evidente que refleja el contacto más cercano de don Felipe con los ciudadanos es las medidas adoptadas por su equipo de seguridad.

Anteriormente, los escoltas del príncipe de Asturias se aseguraban de que éste mantuviese el mínimo contacto físico con los curiosos que se acercaba a él en sus actos oficiales, con el fin de protegerle.

Sin embargo, en los últimos compromisos a los que ha asistido don Felipe, su equipo de seguridad ha permitido un mayor acercamiento de los ciudadanos al príncipe.

Un ejemplo concreto de este hecho es su reciente asistencia a un acto celebrado en Barcelona. En esa ocasión, el heredero al trono se fotografió con todos los invitados al encuentro, permitiendo incluso que varios ciudadanos rodeasen sus hombros con el brazo en una actitud distendida.

La princesa de Asturias también ha adoptado esta postura en sus últimas apariciones oficiales. Si bien es cierto que en sus salidas privadas doña Letizia se muestra reacia a ser fotografiada, en sus compromisos de agenda ha roto el protocolo estipulado anteriormente en el que se marcaba una distancia prudencial mayor, aceptando posar junto a los ciudadanos e, incluso, firmar autógrafos.


·Publicidad·
“Somos
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·