Martes 26/09/2017. Actualizado 01:00h

·Publicidad·

España

Mohamed VI ofreció una cena en su honor

El iftar con el que los reyes Felipe y Letizia fueron agasajados en Marruecos

Dátiles, potaje de legumbres, suero de leche tradicional entre las tribus bereberes, empanadillas dulces, cuscús y zumo de aguacate

    • Facebook (Me gusta)
    • Tweetea!
    • Google Plus One
  • Compartir:

Don Felipe y doña Letizia fueron recibidos con todos los honores en su viaje oficial de dos días de duración a Marruecos. El monarca alauí Mohamed VI no sólo tuvo un gesto de deferencia con los nuevos reyes al reunirse con ellos en el mes de Ramadán. Además, el rey ofreció una cena oficial en honor de la pareja soberana y el resto de la delegación española durante su estancia en el territorio.


Los reyes junto a Mohamed VI y la princesa Lalla Salma, en la cena oficial. Los reyes junto a Mohamed VI y la princesa Lalla Salma, en la cena oficial.

La noche del lunes, a la hora exacta de la puesta del sol, el rey Mohamed VI ofreció un iftar -cena con la que los musulmanes rompen el ayuno de Ramadán- en los jardines del Palacio Real de Rabat en honor de don Felipe y doña Letizia, en el que estuvieron presentes más de trescientos invitados.

A este banquete asistió, acompañando a Mohamed, la esposa del monarca alauí, la princesa Lalla Salma, el príncipe heredero Moulav Hassan y las princesas Lalla Meryem, Lalla Asma y Lalla Hasna -hermanas del rey-, además del jefe del gobierno de Marruecos Abdelilah Benkirán y el ministro de Exteriores español.

En la cena, en la que la familia real marroquí se comunicó con los reyes en español, don Felipe y doña Letizia degustaron una amplia variedad de platos dulces y salados tradicionales del país.

Platos principales

Los comensales tomaron inicialmente unos dátiles acompañados de agua para acostumbrar el estómago a la ingesta de alimentos después de numerosas horas de ayuno.

Posteriormente, los invitados a la cena probaron todo tipo de guisos de carne y pescado, además de una amplia selección de dulces elaborados con hojaldre, frutos secos y miel. Éstas fueron algunas de las recetas más destacadas del banquete:

-- ‘Harira’: Fue el primer plato fuerte del menú degustado por los reyes. Se trata de una especie de potaje de consistencia similar al de la sopa que mezcla legumbres, carne y verduras. Es, junto al cuscús -también ofrecido en la cena- una de las recetas más representativas de la cocina tradicional marroquí. Aunque puede tomarse durante cualquier época del año, lo más típico es cocinarlo durante el mes de Ramadán.

-- ‘Briouat’: es un dulce de hojaldre con forma de triángulo. Habitualmente, los briouats están rellenos de carne -de pollo o de cordero- mezclada con queso, limón y pimienta. El envoltorio que rodea al ingrediente principal es el ‘warga’, una pasta marroquí muy fina. Se cocinan fritos o al horno y se rocían con especias y azúcar.

-- ‘Seffa’: es un plato festivo de Marruecos. Se prepara, principalmente, en ocasiones especiales como la de Ramadán. Consiste en una mezcla de trozos de pollo con salsa y fideos cocinados al vapor. El toque de dulzor se lo dan las pasas y la decoración elaborada con canela, azúcar glas y almendras fritas.  

-- ‘Cuscús’: el plato tradicional por excelencia del Magreb, elaborado con sémola de trigo. En Marruecos se acompaña habitualmente de pollo.

-- ‘Tajine’: la particularidad de este plato es el recipiente en el que se sirve (el ‘tajine’), un cuenco fabricado en barro cocido y barnizado, que suele servirse acompañado de una tapa para que la comida mantenga el calor después de la cocción. Son habituales los tajines de de cordero, verduras y pescado.

Bebidas

Los reyes, sentados en la mesa presidencial, se levantaron en algunas ocasiones para servirse del bufé situado en los laterales de la estancia. Las bebidas también ocuparon un espacio destacado en la cena, especialmente los zumos. El jugo de aguacate o almendras son algunas de sus variantes más típicas en Marruecos.

Además, los asistentes tuvieron la oportunidad de beber ‘leben’, un suero de leche con sabor agrio muy apreciado entre las tribus bereberes.


·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·