Miércoles 23/08/2017. Actualizado 01:00h

·Publicidad·

España

La Casa Real ofreció agua fresca a los periodistas en la Almudaina

Una recepción de los reyes más informal por el sofocante calor en Palma

El alcalde de la ciudad y otros invitados decidieron ir sin corbata. Las reinas Letizia y Sofía optaron por vestidos finos y veraniegos

    • Facebook (Me gusta)
    • Tweetea!
    • Google Plus One
  • Compartir:

El rey Felipe VI y la reina Letizia recibieron este viernes en el Palacio de la Almudaina a más de 500 representantes de la sociedad civil balear. El acto estuvo marcado por el calor y muchos invitados optaron por un estilo más informal y veraniego.

Los reyes y doña Sofía, en la recepción en la Almudaina a representantes de la sociedad civil balear. Los reyes y doña Sofía, en la recepción en la Almudaina a representantes de la sociedad civil balear.

Una vez más, les acompañó la reina Sofía. La cita se celebra desde hace cuatro años y sustituye a la cena que Juan Carlos I y doña Sofía ofrecían a las diferentes autoridades de las islas. Acudieron representantes políticos, artistas, deportistas, empresarios y demás representantes de todos los sectores de la sociedad civil balear.

La jornada estuvo marcada por el sofocante calor y algunos de los invitados optaron por un estilo más informal. Por ejemplo, el alcalde de Palma de Mallorca, Antoni Noguera y otros invitados, optaron por acudir al acto sin corbata.

En cuanto a las mujeres, predominaron los vestidos más finos y veraniegos, con estampados coloridos propios de la época estival. Las reinas Letizia y Sofía coincidieron en sus vestidos con estampados de flores. Si bien Letizia optó por uno más corto y claro, mientras que Sofía se decantó por uno más largo y oscuro.

Además, la Casa Real tuvo un buen detalle con los periodistas, reporteros y fotógrafos desplazados hasta el lugar para cubrir el evento, ya que les ofreció vasos de agua fresca para aguantar mejor el calor mientras esperaban la llegada de los invitados.

El cóctel estuvo a cargo de la chef Macarena de Castro, del restaurante El Jardín de Alcudia, y que cuenta con una estrella Michelín. La cena estuvo marcada por productos de la tierra elaborados con el toque especial y más minimalista de la cocinera.

Variedad de invitados

A la recepción de la Almudaina acudieron representantes de todos los ámbitos sociales de las Islas Baleares, con la presidenta del Gobierno autonómico, Francina Armengol, a la cabeza. Estuvo acompañada por los consellers Patricia Gómez, Pilar Costa, Martí March, Iago Negueruela y Catalina Cladera.

Del sector político también acudieron representantes del PP balear, encabezados por su presidente Biel Company. También estuvo el ex presidente José Ramón Bauzá y destacó su distanciamiento con sus compañeros de partido, que atraviesa una división con problemas internos.

Destacó la presencia del presidente del Consejo Económico y Social, Carles Manera, el presidente de la Cámara de Comercio, José Luis Rosas, varios representantes de medios de comunicación, la jugadora de baloncesto, Alba Torrens, o miembros del mundo de la cultura como Carme Riera o Gabriel Janer Manila.

Y como novedad de este año, los reyes invitaron a los estudiantes de las Islas Baleares que obtuvieron las mejores notas de Selectividad el pasado curso, para transmitir la importancia que desean dar a la educación.

Principales ausencias

Una vez más, los miembros de Podemos y del partido nacionalista MÉS, a excepción del alcalde de Palma, no asistieron al acto. El presidente del Parlamento balear, Baltasar Picornell, no asistió porque tenía un evento programado el mismo día.

Por su parte, la portavoz de Podemos, Laura Camargo, rechazó la invitación de los reyes al considerar que “un besamanos no es el espacio más adecuado para hablar de los problemas de nuestras islas”.

Quien sí estuvo fue Montse Seijas, ex diputada de la formación morada en el Parlamento balear y que ahora se encuentra en el Grupo Mixto. Fue seguramente la presencia que más sorprendió entre los invitados.

Y llamó la atención la ausencia de la asociación Memoria Mallorca que, a través de su presidenta, María Antònia Oliver, rechazó la invitación de los reyes al considerar que “las víctimas del franquismo no se sienten representadas” por la monarquía española.

La asociación en defensa de la Memoria Histórica en las Islas Baleares considera que la institución monárquica “no ha movido un dedo” por las víctimas del franquismo. Y achacan a la monarquía española su “origen franquista”, publicando en su cuenta de Twitter frases tanto de Juan Carlos I como de la reina Sofía en las que alaban a Franco.

Por ejemplo la frase de Juan Carlos I: “Para mí es un ejemplo viviente por su entrega patriótica diaria al servicio de España. Tengo por él un enorme afecto y una enorme admiración”. Y otra de la reina Sofía: “Franco era monárquico…, un hombre sencillo, con ganas de agradar y muy tímido… Era un dictador, pero no un tirano”.

·Publicidad·
“Somos
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·