Lunes 28/07/2014. Actualizado 01:00h

España

El príncipe Felipe se libró de tener que aludir al ‘caso Urdangarín’ durante su viaje a Somalia con periodistas

El príncipe Felipe decidió sobre la marcha sumarse al viaje a Somalia que estaba organizando el ministerio de Defensa, para conocer la situación de la Operación Atalanta contra la piratería, al que iban a acudir los periodistas especializados en la información militar y de defensa. Y, a pesar de convivir durante horas con los informadores, se libró de tener que hablar del 'caso Urdangarín'.

El príncipe departió en dos o tres ocasiones, aunque por poco tiempo, con los profesionales que viajaron en el avión fletado por el ministerio, por ejemplo al inicio del viaje, al subir al aparato, y también al final, o al aterrizar de nuevo en Torrejón de Ardoz.

Don Felipe se mostró tranquilo, amable y cordial con los periodistas, con normalidad y sin reflejar ninguna tensión, según personas que viajaron a Somalia a las que ha preguntado Monarquía Confidencial.

No obstante, tratándose de profesionales especializados en asuntos militares y de defensa, en esos encuentros informales rápidos ninguno de los periodistas tuvo la iniciativa de preguntar al príncipe nada en relación con el complicado asunto del 'caso Urdangarín'.

Al final de viaje, cuando el avión tomó tierra en el aeropuerto de Torrejón, al pie de la escalerilla esperaban los coches oficiales, y en concreto los destinados al príncipe de Asturias y acompañantes, uno de ellos el nuevo jefe de prensa de La Zarzuela, Javier Ayuso, que también hizo el desplazamiento. Como anécdota, don Felipe optó conducir personalmente el automóvil que le llevó a La Zarzuela.

·Publicidad·
·Publicidad·