Miércoles 23/08/2017. Actualizado 21:16h

·Publicidad·

España

No acudían a ningún acto desde el 12-O

La princesa Leonor y la infanta Sofía reaparecen en público después de seis meses

Asistieron a la Misa de Pascua junto a sus padres y la reina emérita

    • Facebook (Me gusta)
    • Tweetea!
    • Google Plus One
  • Compartir:

Don Felipe y doña Letizia asistieron ayer a su primera Misa de Pascua como reyes. Junto a ellos estuvieron sus hijas, que no aparecían en público desde hace casi seis meses, y la reina Sofía.

La familia real en la Misa de Pascua. La familia real en la Misa de Pascua.

La princesa de Asturias y la infanta Sofía acapararon el domingo todo el protagonismo. Desde que presidieron junto a sus padres el pasado 12 de octubre el desfile militar con motivo del Día de la Hispanidad no habían vuelto a aparecer públicamente, por lo que ayer todas las miradas estaban puestas en ellas. 

Leonor y Sofía llegaron a las inmediaciones de la Catedral de Palma en un vehículo conducido por Felipe VI. Ataviadas con dos sencillos conjuntos primaverales -el de la princesa de Asturias, en tonos blanco y gris, y el de la infanta, de color rosa-, posaron a las puertas del templo junto a sus padres y la reina emérita para deleite de los cientos de ciudadanos y turistas que esperaban su llegada.

La primogénita de los reyes demostró una vez más su espontaneidad frente a las cámaras, saludando a los allí presentes y sonriendo constantemente. Su hermana, un poco más tímida, también se mostró contenta antes de entrar en la Catedral.

El obispo de Mallorca, Javier Salinas, acompañado de los miembros del cabildo catedralicio, recibió a la familia real a las puertas de la Seo, al igual que el presidente balear, José Ramón Bauza, y la presidenta del Consell de Mallorca, Maria Salom, que acudieron en representación del Ejecutivo autonómico.

A todos ellos saludaron Leonor y Sofía, siguiendo el ejemplo de sus padres y abuela, antes de comenzar la ceremonia religiosa. Ya en el templo, la familia real ocupó el primer banco. Para ello tuvieron que recorrer buena parte del interior de la Catedral, trayecto que aprovecharon a su salida para estrechar la mano a algunos asistentes a la Misa de Pascua. 

Dentro de la Catedral, la reina Sofía dedicó gestos de cariño a sus nietas, como acariciar la cara a Leonor o agarrar del hombro a Sofía, sentada a su lado durante la ceremonia.

Al finalizar el acto, la familia real se despidió de las autoridades y, antes de marcharse en un coche conducido por don Felipe, se acercó a saludar a los ciudadanos que no habían podido entrar en la Catedral. 

Ausencia del rey Juan Carlos

Don Juan Carlos ha sido el único miembro de la familia real que no ha estado este año presente en la Misa de Resurrección.

Se trata de la segunda vez que el monarca emérito no asiste a esta cita. En 2013, don Juan Carlos, en lugar de viajar a Palma, se quedó en Madrid recuperándose de una intervención quirúrgica.


·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·