Sábado 03/12/2016. Actualizado 01:00h

·Publicidad·

España

Tras la presentación de una demanda contra los medios de comunicación, los reporteros gráficos piden a Telma Ortiz una sesión con su hija Amanda para evitar seguir 'robando' fotos

    • Facebook (Me gusta)
    • Tweetea!
    • Google Plus One
  • Compartir:

La solicitud de medidas cautelares por "vulnetración del derecho a la propia imagen” que ha presentado la hermana de la princesa de Asturias junto a su pareja, Enrique Martín Llop, contra 34 medios de comunicación -incluido este diario digital- promete traer cola. Mientras tanto, los periodistas gráficos han pedido a Telma Ortiz una sesión fotográfica con su hija, para evitar así las persecuciones

La “solicitud de medidas cautelares de la hermana de la princesa de Asturias, Telma Ortiz, junto a su pareja, Enrique Martín Llop, se debe a que los dos “forman una pareja de jóvenes normales, que trabajan como otros jóvenes lo hacen, que viven y sienten como miles de jóvenes de su edad y que van a ser padres (aun no habían tenido a su hija Amanda) como muchos otros jóvenes lo van a ser también, pero no pueden llevar una vida normal”. El motivo expuesto por sus representantes legales en el escrito es que “sin su consentimiento y sin que ellos lo pretendan, algunos –los demandados–, han decidido poner precio a su imagen y a sus quehaceres cotidianos para comerciar y lucrarse a costa de ellos”.

Ortiz y Martín solicitan de la juez que los medios demandados “se abstengan de captar, publicar, distribuir, difundir, emitir o reproducir por medio alguno imágenes o instantáneas” suyas. La solicitud fue presentada en los juzgados antes del nacimiento de la hija de la pareja, y es éste uno de los motivos que influyó en la solicitud de la adopción de medidas sin la audiencia del demandado, extremo éste que finalmente fue desestimado por la juez. Las informaciones publicadas por estos medios pasarían por carecer “de proyección pública o interés social y, en todo caso, no se captan en actos públicos o protocolarios”.

 

Necesidad de un "espacio espiritual"

“Que alguien sea hermano o pariente de una personalidad pública relevante”, continúa, “tampoco da derecho a nadie a invadir su esfera personal ni su intimidad”. La necesidad por parte de Telma Ortiz y Enrique Martín Llop de un “espacio físico y espiritual excluido del resto de la sociedad” se basa, según el documento, en su “derecho a poseer su intimidad, a tener una vida privada. Tienen derecho a que los demás no sepan qué hacen, dónde están o dónde van”.

La Princesa de Asturias aparece citada como hermana de Telma del siguiente modo: “La demandante es hermana de Dª Letizia Ortiz, sin que (...) se extienda” a ella “los efectos de la condición de personalidad de relevancia pública que por razón de su matrimonio ha pasado a ostentar Dª Letizia”. De acuerdo con el texto, la hermana de la Princesa de Asturias y su pareja “no son personajes públicos” y “ni aunque tuvieran tal consideración –que no la tienen–, los actos que realizan carecen de interés público” y “la curiosidad pública ha de ceder frente al derecho a la propia imagen”.

Ortiz y Martín “no quieren el comercio de sus vidas ni desean que públicamente se conozca si van o vienen, si se besan o no, si leen un libro o si celebran su cumpleaños”. El próximo 12 de mayo a las 10 de la mañana la juez María Lourdes Pérez Padilla decidirá sobre el asunto. Allí deberán presentarse los responsables de una treintena larga de medios: la revista Pronto, Vivir Fin de Semana, Qué Me Dices, ElConfidencial.com, El Confidencial Digital, Semana, ¡Hola!, Diez Minutos, Sorpresa, Tiempo, la desaparecida Diva, Gala, Lecturas, El Semanal Digital, Metro, Veinte Minutos, El Siglo de Europa, Qué, Mujer Hoy Corazón, Antena 3 Televisión, Telecinc, La Sexta, Cuatro, Televisión Española, Telemadrid, Canal Sur, Canal 9, Canal 8, la agencia Enfoque Reportajes, la agencia Korpa, Europa Press, Euroimagen y Comunicación, Prisma Internacional y Quenn Internacional.

Sin esperar a la decisión de la jueza, los reporteros gráficos, que hicieron guardia en vano en el hospital en que dio a luz Telma Ortiz y en las entradas del Registro Civil de la calle Pradillo, han decidido redactar un escrito en el que piden a la hermana de la Princesa de Asturias que les facilite un posado con su hija para evitar seguir sometiéndola a seguimientos extraños y persecuciones infructuosas.

Sería un pacto razonable en el que saldrían ganando las dos partes. Eso seguro.