Sábado 10/12/2016. Actualizado 01:00h

·Publicidad·

España

La operación de nariz de doña Letizia Ortiz última etapa del cambio de imagen de la Princesa

    • Facebook (Me gusta)
    • Tweetea!
    • Google Plus One
  • Compartir:

La Princesa de Asturias se sometió la pasada semana a una intervención de septorrinoplastia, con el fin de mejorar sus problemas respiratorios, ocasionados por una desviación del tabique nasal, según han comunicado fuentes del Palacio de la Zarzuela. Su primera aparición pública tras la intervención tuvo lugar el pasado jueves cuando acudió a visitar a los heridos del accidente de Barajas.

 

FOTOGRAFÍA: IPAPRESS

Los primeros en darse cuenta del cambio fueron los fotógrafos. Primero por los gestos poco habituales de doña Letizia, al retirarse nerviosamente el pelo que caía sobre su rostro, y poco después al comprobar el evidente cambio que se había producido en su rostro. Las llamadas a Zarzuela chocaban con el muro de silencio habitual: "Es un tema privado". Sobre esto habría también que decir hasta que punto las operaciones de la Familia Real son asunto privado... pero en fin. El caso es que, así las cosas, en Zarzuela no tuvieron más remedio que llamar a Efe para darles las noticia. que hacían pública en un despacho a las dos de la tarde de ayer. El comunicado se ofrecía entre otros despachos de la agencia referidos a las víctimas del accidente de Barajas. Pero así se había producido la 'reaparición' de doña Letizia.

Efectivamente, la primera aparición pública de Doña Letizia tras la operación se produjo este jueves, cuando acompañó al Príncipe de Asturias a visitar a los heridos del accidente de Barajas. A las puertas del Hospital General La Paz, donde conversaron con los medios de comunicación tras visitar a los heridos, la Princesa reflejaba todavía en su rostro las secuelas de esta operación, que ha transformado su apéndice nasal.

Las mismas fuentes de la Zarzuela han agregado que esta intervención le fue practicada por recomendación del servicio médico de la Casa del Rey, que además sugirió hacerla durante el mes de agosto, ya que la Princesa tiene una agenda de trabajo más relajada. Las mismas fuentes no han querido desvelar ni el médico ni el centro hospitalario en que atendieron a doña Letizia. Tampoco han querido dar a conocer si permaneció ingresada o se trasladó tras la operación a su residencia, lo que es poco probable a juzgar por los riesgos, pequeños pero molestos, de este tipo de operaciones. Las especulaciones son variadas y explicarían, desde el regreso, dos días antes que el Príncipe, de doña Letizia desde China, a su ausencia de Madrid en el momento en que se produjo el accidente de Barajas.

La septorrinoplastia es una cirugía que busca enderezar el tabique central de la nariz para evitar que obstruya el paso del aire. En algunos casos es necesario modificar la forma nasal, lo que requiere un cambio estético en la cara, algo que sí se podía percibir en el rostro de la Princesa de Asturias. Habrá que esperar a que, pasados unos días, la zona recupere su nuevo aspecto sin los hematomas e hinchazones propios de este tipo de intervenciones.

De todos modos, parece evidente por las fotografías que la imagen de la Princesa ha mejorado notablemente: el apéndice nasal aparece ahora suavizado por lo que, fuentes consultadas por este Confidencial, estiman que podría haberse sometido a una rinoplastia, una intervención típica para resolver problemas estéticos como eliminar la leve giba ósea, que es el hueso que sobresale del dorso de la nariz, ciertamente llamativa en la Princesa y que resaltaba aun más su delgadez.

Aunque, según las citadas fuentes de la Casa del Rey, la operación no ha sido por motivos estéticos, lo cierto es que la princesa de Asturias ha dado, durante este verano un cambio radical a su imagen. Su nuevo look ha sido tema favorito de programas y revistas del corazón, así como de publicaciones de información general.

Recordemos que la princesa Letizia fue elegida este verano por la revista 'Vanity fair' la segunda mujer más elegante del mundo. Desde que el pasado 18 de julio, la edición digital de Vogue America difundió una foto de la Princesa con un traje verde muy ceñido, todas sus apariciones públicas han sido analizadas con lupa y comentadas por el evidente cambio de estilo que se percibía en su vestuario. Se la ha visto con vestidos de colores vivos y más juveniles de los que acostumbraba a llevar, como el negro de la firma Armand Basi que lució en la entrega de premios de la regata Breitling, celebrada el 26 de julio en Palma. La Princesa sigue confiando, sobre todo, en los diseñadores españoles como Felipe Varela, Adolfo Domínguez, Lidia Delgado y Lorenzo Caprile, entre otros