Lunes 25/09/2017. Actualizado 01:00h

·Publicidad·

España

Se utilizará en el Palacio Real y en los otros reales sitios

Una nueva tribuna para las visitas de Estado que reciba el rey

Patrimonio Nacional contratará el suministro de esta estructura desde la que Felipe VI, doña Letizia y los mandatarios extranjeros recibirán honores de las Fuerzas Armadas

    • Facebook (Me gusta)
    • Tweetea!
    • Google Plus One
  • Compartir:

El protocolo de las visitas de Estado que recibe el rey en España contempla que él y el mandatario extranjero reciban honores de ordenanza por parte de las Fuerzas Armadas. Hasta ahora lo hacían desde una tribuna de honores que se alquilaba y montaba para la ocasión, pero próximamente habrá una tribuna propia, que adquirirá Patrimonio Nacional.

Los reyes y el presidente de Perú, en la tribuna de honores del Palacio de El Pardo. Los reyes y el presidente de Perú, en la tribuna de honores del Palacio de El Pardo.

En visitas de Estado como las del presidente de México, Enrique Peña Nieto, y la del ya entonces jefe de estado de Perú, Ollanta Humala, que ha recibido Felipe VI en los dos años y medio de reinado se ha repetido el protocolo que ya se seguía con el rey Juan Carlos.

Uno de los primeros actos de la visita solemne son los honores de ordenanza, que las Fuerzas Armadas rinden al rey y al jefe del Estado extranjero que visita España. Se suele realizar en el Palacio del Pardo, donde a veces pernoctan estos mandatarios, y los reyes y los mandatarios extranjeros siguen la parada militar desde una tribuna, de color carmesí como el guión de Felipe VI.

Ahora, Patrimonio Nacional -el organismo que gestiona los palacios reales- va a adquirir una tribuna de honores para ceremonias de Estado, en lo que invertirá unos 59.000 euros.

Hasta ahora se alquilaba en cada visita

En los pliegos del contrato se explica que la Dirección de Actos Oficiales de Patrimonio Nacional ha decidido adquirir los elementos para montar una tribuna de honores para así evitar lo que se hacía hasta ahora: alquilar y montar una tribuna en cada ocasión en que se necesitaba por una visita de Estado a España.

Patrimonio justifica la compra “con el fin de ser objetivos y adelantarse a las futuras necesidades y buscar una solución que nos permita ser eficaces y eficientes, optimizando el presupuesto, evitando la necesidad de descargar la aplicación de estos costes al Capítulo II del presupuesto de Patrimonio se ha decidido proponer la adquisición de una tribuna a través del Capítulo VI del Presupuesto”.

El Plan de Actuaciones 2013-2016 de Patrimonio Nacional establece que una de sus funciones es el apoyo a la Jefatura del Estado para la correcta ejecución de los actos oficiales, a través del proyecto destinado a la infraestructura operativa de los actos oficiales.

La documentación que ha colgado Patrimonio Nacional en la web de Contratación del Estado indica que la ceremonia de honores a los jefes de Estado “se ha venido desarrollando en el Palacio Real de El Pardo”.

Pero añade que “se encuentra aprobado el nuevo ceremonial de recepción de los Jefes de Estado en visita a España, cuyo desarrollo será en la Plaza de la Armería del Palacio Real de Madrid”. Fuentes oficiales consultadas por MC apuntan que actualmente no se ha aprobado ningún nuevo ceremonial de recepción para jefes de Estado.

En todo caso, si finalmente se llevara a cabo ese cambio que se apunta en este contrato, supondría una modificación en ese protocolo tradicional, al trasladar del Palacio del Pardo al Palacio Real de Madrid esta ceremonia de honores militares; además, coincidiría con que Felipe VI parece estar potenciando el uso del Palacio Real en actos institucionales de especial relevancia.

Eso sí, Patrimonio Nacional indica que la tribuna debe ser versátil en su montaje, para que se pueda utilizar “en todos los Reales Sitios de Patrimonio Nacional en los que Su Majestad el Rey celebre ceremonias que requieran de este elemento”. Y es que una vez se compren los elementos de la tribuna, serán los propios operarios de Patrimonio los encargados del montaje, no como se hacía antes que se contrataba el alquiler y montaje de la tribuna para cada visita concreta.

Con calefacción en el suelo y tapizada en color Burdeos

La tribuna tendrá una base de máxima de nueve por cuatro metros, y una altura de 42 centrímetros. A la tribuna se podrá acceder por unos escalones, pero también a través de una rampa. La empresa adjudicataria de este contrato además deberá diseñar la tribuna con cuatro columnas que soporten un techo “de forma inclinada con pendiente hacia la parte trasera de la Tribuna, para el correcto vertido de aguas”.

La superficie de esta estructura destinada a las visitas de Estado que recibirá el rey tendrá un sistema de calefacción, mediante lámina eléctrica, que se instalará bajo la moqueta que cubrirá la plataforma.

Toda estructura se tapizará en loneta “en tono Burdeos no transparente para el retapizado y revestimiento de los pilares y frontis del techo a cuatro lados”.

·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·