Jueves 19/10/2017. Actualizado 01:00h

·Publicidad·

España

Los nobles de España se quejan al rey

    • Facebook (Me gusta)
    • Tweetea!
    • Google Plus One
  • Compartir:

Unos 200 miembros de familias nobles del país han firmado una carta para que no se lleve a cabo la última ley de sucesión nobiliaria donde se iguala al hombre y a la mujer de manera retroactiva. La Ley 33/2006, que se aprobó bajo consenso del partido popular y el partido socialista, está levantando “ampollas” en las familias “grandes” de España. Con el tema de los títulos no se juega.

Hasta la entrada en vigor de la Constitución en 1978, predominancia absoluta tenía el hombre sobre la mujer en muchos aspectos. En el nobiliario, por supuesto. Pero las mentes avispadas de algunas señoras que se quedaban sin títulos aún siendo las primogenitoras, propiciaron una lucha de sentencias donde en bastantes de ellas han salido ganando. Su baza es agarrarse al Art.14, donde se detalla: “Los españoles son iguales ante la Ley, sin que pueda prevalecer discriminación alguna por razón de nacimiento, raza, sexo, religión, opinión o cualquier otra condición o circunstancia personal o social".

Sin embargo, no han salido vencedoras en todos los casos porque existen jueces que han determinado que las cargas nobiliarias no pueden considerarse derechos fundamentales. Se trata únicamente de “derechos simbólicos”, que no benefician económicamente, así lo dicta el Tribunal Constitucional en las sentencias en las que las señoras perdían. Y es que los asuntos nobiliarios están muy cotizados. Tanto, que existen abogados que trabajan solo en ese campo. En la profesión son los llamados “cazacoronas”, y aunque no todos, algunos son auténticos expertos en falsificar partidas de nacimiento, inventar descendencias o árboles genealógicos con el claro objetivo de conseguir a su cliente el tan ansiado título.

Lo cierto es que titulares de los ducados de Amalfi, Aveiro, Feria, Nájera o Montellano y condados como el de Romanones, Floridablanca o Bilbao, entre otros muchos, se han unido estampando su rúbrica en la epístola al Rey. ¿Qué conseguirán con esto? Fuentes especializadas aseguran que nada. Bien es sabido que don Juan Carlos carece de poder legislativo, su figura es representativa y solo puede ejercer de moderador. ¿Se pronunciará ante tal situación cuando la ley en materia de sucesión sigue sin abordarse aún?

·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·