Miércoles 20/09/2017. Actualizado 01:00h

·Publicidad·

España

No se menciona en los documentos del cónclave de febrero

La monarquía desaparece de las bases ideológicas del PP

La ponencia del anterior congreso la citaba como uno de los principios fundamentales de la Transición que el Partido Popular asumía sin reservas

    • Facebook (Me gusta)
    • Tweetea!
    • Google Plus One
  • Compartir:

Entre los desplantes de Podemos, las posiciones ambiguas de algunos dirigentes y parte de las bases del PSOE y también algunas declaraciones de Ciudadanos, el Partido Popular suele aparecer como la formación política que apoya con menos reservas la monarquía. Sin embargo, la única mención a la Jefatura del Estado asumida por el rey va a desaparecer de los documentos ideológicos del PP.

Mariano Rajoy saluda a Felipe VI en el Palacio de la Zarzuela. Mariano Rajoy saluda a Felipe VI en el Palacio de la Zarzuela.

El Partido Popular celebrará en Madrid, los días 10, 11 y 12 de febrero de este 2017 su 18º Congreso Nacional, en el que renovará su liderazgo -y reelegirá a Mariano Rajoy- y sus órganos directivos, y además actualizará sus ponencias, los documentos en los que plasma sus líneas ideológicas y políticas principales.

En el congreso celebrado en 2012 se aprobó la ponencia política que con el título “Comprometidos con España”, definía los principios en los que se inspiraba su acción política. Entre esos principios, señalaba que el PP asume “ el legado de respeto, consenso y convivencia generado en la Transición y que nuestra Constitución recogió en una serie de principios fundamentales”.

Y entre esos principios fundamentales citaba la monarquía: “La unidad de la nación Española; la soberanía nacional, de la que es exclusivo titular el conjunto del pueblo español; la igualdad y solidaridad entre todos los españoles; la monarquía parlamentaria; un avanzado Estado social y democrático de derecho y una amplia descentralización política dentro de la unidad de España”.

Los populares establecían que como partido seguían asumiendo “sin reservas” todos estos principios.

Era la única mención a la monarquía, la Corona y el rey. Pero Monarquía Confidencial ha comprobado que en los documentos elaborados para el congreso de febrero de 2017, esta única referencia “monárquica” desaparece.

En ninguna de las cinco ponencias se menciona a la Jefatura del Estado, bien como monarquía, como Corona, como Casa Real... ni tampoco al rey. La ponencia “política y de estatutos”, coordinada por Fernando Martínez-Maíllo y elaborada por la catalana Alicia Sánchez-Camacho, el riojano Pedro Sanz, el cántabro Ignacio Diego y la asturiana Mercedes Fernández, no incluye ninguna mención.

Ya no se incluye ese punto específico en forma de elogio de la Transición, sino que en un punto sobre la Constitución se habla del “ejemplar proceso de Transición” que permitió alumbrar la Constitución por encima de discrepancias y diferencias, y que “constituye una referencia viva de la capacidad de superación de nuestro país y de los valores de la concordia y el consenso”.

Las posturas de otros partidos

Pese a las comentadas relaciones a veces tirantes entre los reyes Juan Carlos y Felipe y los presidentes populares Aznar y Rajoy -siempre se ha dicho que don Juan Carlos tenía mejor química personal con los socialistas González y Zapatero-, especialmente en los últimos años el Partido Popular ha sido la formación política que más ha apoyado a la monarquía.

Principalmente en el proceso de abdicación de Juan Carlos I y proclamación de Felipe VI como rey, el PP no sufrió las tensiones que sí tuvo que controlar Alfredo Pérez Rubalcaba en el PSOE: varios diputados de su grupo parlamentario quisieron exhibir sus convicciones y el origen republicano del Partido Socialista no apoyando la ley orgánica de abdicación.

Por parte de Podemos las posturas van entre quienes hablan claramente de apostar por la república y quienes, como Pablo Iglesias han mostrado respeto hacia la figura y el papel de Felipe VI, si bien siempre asegurando que les gustaría que fuera elegido por los ciudadanos. Eso sí, en los últimos tiempos ha habido algunos desplantes como el desfile del 12 de octubre y la apertura solemne de las Cortes, cuandos los diputados de Unidos Podemos no aplaudieron (algunos ni se levantaron) y no saludaron a los reyes en el besamanos.

En cuanto a Ciudadanos, Albert Rivera y otros dirigentes han elogiado en numerosas ocasiones al rey y han destacado los llamamientos de Felipe VI al diálogo y el entendimiento. Rivera ha declarado que no se considera monárquico, sino de principios republicanos, y que si el rey lo hiciera mal o se metiera en asuntos políticos se debería poder cambiar, pero al mismo tiempo ha dicho que valora la estabilidad que aporta y ha aportado a España la Corona.

·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·