Lunes 25/09/2017. Actualizado 01:00h

·Publicidad·

España

Un millonario menorquín deja su fortuna a los Príncipes y a los nietos de los Reyes

    • Facebook (Me gusta)
    • Tweetea!
    • Google Plus One
  • Compartir:

El inversor y empresario menorquín Juan Ignacio Balada Llabrés ha designado herederos de su fortuna a los Príncipes de Asturias y a los ocho nietos de los Reyes, según ha comunicado el albacea del testamento a Don Felipe y Doña Letizia, quienes no conocían al fallecido hombre de negocios. Fuentes de la Casa del Rey han precisado que los Príncipes no habían mantenido nunca contacto alguno con Balada ni habían recibido información sobre él hasta que el albacea se puso en contacto con ellos hace unos días para comunicarles lo dispuesto en su testamento por el empresario menorquín, que falleció el pasado 18 de noviembre en Ciutadella.

 

FOTOGRAFÍA: IPAPRESS

En el testamento, Balada dividió su fortuna en dos mitades, una de las cuales dona a los Príncipes y a los ocho nietos de los Reyes, mientras el 50 por ciento restante desea que Don Felipe lo dedique a constituir una fundación que aborde asuntos de interés general, según han explicado las mismas fuentes. La Familia Real desconoce la cuantía de los bienes donados, su valoración, su naturaleza y si hay familiares que deseen reclamar derechos en relación con ellos, por lo que los Príncipes se encuentran a la espera de que el albacea se ponga en contacto con los familiares del empresario fallecido y proporcione más información sobre la situación concreta de este patrimonio.

Según informaciones publicadas por el diario Ultima Hora Menorca, la fortuna de Juan Ignacio Balada Llabrés -hijo único del empresario Ramçón Balada y la farmacéutica Catalina Llabrés- está formada por fincas rústicas y urbanas, valores inmobiliarios e inversiones en Bolsa y constituye la mayor fortuna personal de Ciutadella, que puede alcanzar varias decenas de millones de euros. De acuerdo con lo publicado en este diario menorquín, el pasado 11 de diciembre se procedió a la apertura del testamento en la notaría de Ciutadella y se conocieron entonces las decisiones ordenadas por el fallecido.

La portavoz de ICV, Laia Ortiz, pidió ayer a la Casa Real que done al Estado la herencia del empresario para que se destine a "políticas contra la crisis económica". "Dado que los ciudadanos mantienen la Casa Real con sus impuestos, es de recibo que ahora que tienen la posibilidad de heredar una gran fortuna de Ciutadella retornen este dinero al Estado", ha afirmado Ortiz en un comunicado. Para la portavoz ecosocialista, sería "incomprensible ver al Rey poner la crisis económica en primer lugar en sus discursos y lucrarse personalmente con una herencia millonaria". Ortiz también ha sugerido que el dinero de la herencia se dedique a políticas de cooperación en Haití para ayudar en la reconstrucción del país tras el terremoto que ha causado miles de muertos.

·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·